Lomas Verdes ya es un infierno

NAUCALPAN.- Encontré a un viejo conocido, un profesor de tenis que bajaba trabajosamente de su auto. En lugar de raquetas tenía en las manos dos muletas. Había bajado unos 15 kilos desde la última vez que lo vi. Su relato fue simple e impresionante: lo asaltaron dos sujetos a la salida de un cajero automático en Lomas Verdes, Estado de México.

Como el profesor quiso resistirse, le dispararon en las piernas. La bala que le dio en la pierna derecha le partió el fémur en dos.

Anuncios

La bala que le dio en la izquierda, según dice, no le hizo tanto daño “porque nomás me atravesó”.

Esto sucedió ayer. Un día antes había visto a un grupo de vecinos de esa zona —500, según la prensa— manifestándose en la explanada del centro comercial Gran Terraza. Los vecinos iban vestidos de blanco y traían unas mantas que decían: “No más secuestros, queremos a la autoridad aquí!!”. En otras mantas podía leerse: “¡No más muertes! ¡Queremos vivir sin miedo!”.

“Lomas Verdes ya es un infierno”, me había dicho el profesor de tenis. Me relató el robo de tres casas ubicadas en la misma calle. Me habló de un hombre y una mujer baleados a las puertas de sus respectivos domicilios, por haberse negado a entregar sus camionetas.

Recordé entonces a Karen Esquivel, la muchacha de 27 años que desapareció el pasado 22 de septiembre en Avenida Lomas Verdes, y cuyo cuerpo fue encontrado tres días más tarde dentro de una maleta —en la que estaba también el cadáver de una señora de 52, Adriana Hernández.

Karen trabajaba en un gimnasio. Fue vista por última vez en una farmacia de la zona. Sus familiares desataron una intensa campaña en internet para localizarla. Fue inútil.

La maleta apareció el 25 de septiembre en un domicilio de la calle Presa Necaxa. Las autoridades señalaron a un valet parking, supuestamente adicto a las drogas, con quien al parecer Karen había tenido algún tipo de problema, como responsable del doble asesinato. Pero el valet parking no ha aparecido: no existen detenidos y no se cuenta con mayor información sobre el móvil de la muerte de la señora Hernández.

Karen Esquivel no fue la única muchacha asesinada en Lomas Verdes. Hace un año, a fines de agosto de 2015, Grecia, una joven de 27 años, fue baleada en dicha avenida: había ido a recoger a su novio (a quien tres meses antes unos ladrones habían despojado de su camioneta); dos hombres la encañonaron, iban por su auto. Ella intentó pedir auxilio y entonces le dispararon en el tórax. Así de simple. Así de brutal.

En las últimas semanas dos estudiantes de colegios y universidades privadas fueron secuestrados en Lomas Verdes. El viernes pasado, durante un asalto, asesinaron al dueño del restaurante Mr. Sushi: tiros en el tórax y el abdomen. Era el tercer homicidio cometido en la zona en las últimas 24 horas.

Los crímenes, sin embargo, no pararon: esa noche, en el asiento trasero de un Pointer, fue hallado el cuerpo sin vida de un hombre. Horas más tarde mataron a otro a las puertas de un bar.

Los vecinos afirman que solo a las puertas del centro comercial Gran Terraza 67 personas han perdido sus autos en asaltos a mano armada en lo que va del año.

En el Reporte de Incidencia Delictiva 2016, presentado en mayo pasado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el Estado de México figuró como una de las entidades más inseguras y violentas del país: concentra el 25% de los secuestros ocurridos en México.

En robo con violencia, la entidad ocupa el primer lugar nacional: entre julio de 2015 y julio de 2016, se abrieron 35 mil 174 carpetas de investigación relacionadas con este delito.

En el reporte del primer cuatrimestre de 2016, preparado también por el Secretariado Ejecutivo, la entidad se colocó el segundo lugar en homicidios dolosos (674). Entre julio de 2015 y julio de 2016 se abrieron por este delito, en el Edomex, 2 mil 047 carpetas de investigación.

Todo ese horror se ha metido a Naucalpan y golpea, una y otra vez, las calles de Lomas Verdes.

Un infierno (otro infierno).

@hdemauleon

[email protected]

FUENTE: http://www.eluniversal.com.mx/