Reversible en Lomas Verdes atora circulación, acusan vecinos

Señalan que sólo sirve para el Segundo Piso del Periférico; exigen una solución.

Uno de los puntos problemáticos en la vialidad es Traumatología del IMSS, señalan conductores. Además realizan obras de repavimentación en la zona .

NAUCALPAN.- El carril reversible en la avenida Lomas Verdes paralizó la circulación de la vialidad —desde la zona de Echegaray hasta Gran Terraza— “además de que sólo sirvió para usuarios del segundo piso de Periférico Norte”, señalaron dirigentes vecinales y automovilistas que pidieron acciones urgentes para agilizar la circulación “no para entorpecerla”, así como la actuación de agentes de vialidad “que actúen y no sólo muevan la mano”.

El reversible cierra la circulación frente al Hospital de Traumatología del IMSS y al Naucalli, donde de cuatro carriles, “se reduce a dos o uno y medio, generando la paralización de la circulación hasta Echegaray”, aseveró Juan Carlos Ramos, vecino de la zona.

La Subdirección de Tránsito de Naucalpan estableció un carril de contra flujo de 5:00 a 10:00 de la mañana en la avenida Lomas Verdes para ampliar de tres a cuatro las líneas de autos que bajan sobre esta avenida —desde la Glorieta del Gran Terraza hasta Periférico Norte— y agilizar la circulación, señalaron voceros del ayuntamiento.

Este carril sólo beneficia a los automovilistas que pagan por el uso del segundo piso, obra que además estuvo mal planeada, coincidieron Verónica Chaveste, de Bosque de Echegaray, y Rodolfo Navarrete, dirigente del Consejo de Participación Ciudadana (Copaci) de La Concordia.

“Los tiempos de traslado en Lomas Verdes se prolongaron de 25 a 45 minutos de La Concordia a Periférico Norte, en un tramo de menos de seis kilómetros”, lamentó Navarrete.

“Entre las acciones inmediatas que agentes de vialidad deben realizar para agilizar la circulación en Lomas Verdes es impedir el estacionamiento frente a Traumatología y al bazar, así como destrabar el nudo vial en Echegaray y Hacienda de Temixco, donde los policías sólo están para detectar y detener a los conductores que van hablando por teléfono o que no traen calcomanías de verificación o con placas foráneas”, lamentó Juan Carlos Ramos.

El caos vial con el carril reversible se genera porque obstruye la circulación de estudiantes y profesores que van por las mañanas hacia la Universidad del Valle de México, al Colegio Cristóbal Colón e incluso a la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, ya que los semáforos de la glorieta del Gran Terraza no funcionan, señalaron Rodolfo Navarrete y Rosalinda Mauleon, de La Florida.

“Fue mala idea volver a poner el carril reversible, colapsa Echegaray, donde para poder cruzar ‘hay que hacerlo a la mexicana’, porque los agentes sólo observan”, lamentó Guadalupe Estudillo de Hacienda de Echegaray.

Lomas Verdes “esta colapsada además por el cierre de la bajada hacia López Mateos, donde también se hace repavimentación donde no hay alternativas viales, señalamientos y no hay labor de agentes de tránsito”, acusó Adriana Cervantes, presidenta de Copaci de Hacienda de Echegaray.

“A este caos se sumó el inicio de obras de pavimentación en Hacienda de Echegaray —desde Hacienda de Tolentino hasta la subida a Lomas Verdes— sin ningún aviso, lo que generó la circulación de vehículos en sentido contrario e incluso el paso de camiones y microbuses por la zona residencial”, lamentó Verónica Chaveste.