Lidia Sanguino murió tras golpiza de sus vecinas en Texcoco

TEXCOCO.- Lidia Sanguino, de 18 años, falleció tras varias semanas hospitalizada debido a la golpiza que presuntamente le dieron sus vecinas en la comunidad de San Bernardino en Texcoco, Estado de México (Edomex). La joven dejó huérfano a un niño de menos de un año de edad.

La víctima habría sido agredida el 28 de octubre durante una riña que su familia tuvo con sus vecinos. Ella presuntamente fue golpeada en la cabeza por al menos dos mujeres, de quienes actualmente se desconoce su paradero.

Tras la agresión fue llevada a un hospital en Ixtapaluca, donde cayó en coma debido a un trauma cranoencefálico y lesiones en la columna vertebral.

El 22 de noviembre trascendió que la mujer falleció, por lo que la comunidad de San Bernardino se manifestó para exigir justicia. Por la noche cerraron la circulación en el cruce de Texcoco-Lechería y en la incorporación de la carretera México-Texcoco.

Mediante consignas como “Queremos justicia”, “Queremos a las asesinas” y “Todos somos Lidia” los manifestantes pidieron que los culpables de la muerte de la joven reciban castigo.

Los protestantes también denunciaron que las autoridades negaron a la familia de la joven un lugar digno en el panteón para sepultarla y que, en cambio, les ofrecieron un espacio en la fosa común. Esto debido a que no contaban con el dinero suficiente para pagar la cuota.

Habitantes de la localidad donde vivía Lidia se despidieron de ella mediante mensajes como “Todo San Bernardino somos #Lidia. Exigimos justicia”, el cual pintaron en una barda y también en redes sociales.

En la red se pudieron leer mensajes como “Es una conocida de mi comunidad, de familia humilde y dejó un bebé de 1 año aproximadamente, la golpearon y le causaron muerte cerebral, de las personas que le hicieron esto no saben de su paradero ya que al percatarse de la gravedad se fueron. Una noticia que nos duele com sociedad, la muerte de Lidia era evitable”, “Vuela alto Lidia, me llevo los recuerdos contigo” o “Es sin duda triste leer este tipo de noticias, pero más triste es saber que esto pasa cada vez más seguido a lo largo y ancho del país”.

Días antes de su muerte también organizaron una colecta de víveres para su hijo. Los organizadores invitaron a la comunidad cooperar con pañales, leche en polvo, tollitas húmeda, ropa para bebé, cobijas y de ser posible, con un apoyo económico.

Días antes de su muerte también organizaron una colecta de víveres para su hijo. Los organizadores invitaron a la comunidad cooperar con pañales, leche en polvo, tollitas húmeda, ropa para bebé, cobijas y de ser posible, con un apoyo económico.

FUENTE: https://www.infobae.com/