Fue un enorme fracaso la Secretaría de Innovación Gubernamental de Naucalpan

NAUCALPAN.- Se vendió como un gran proyecto de políticas públicas, pero la Secretaria de Innovación Gubernamental de Naucalpan fracasó por una pésima operación y administración de Alfredo Oropeza, quien sólo la utilizó como un trampolín para sus aspiraciones políticas.

En dicha área se duplicaban funciones con otras dependencias del gobierno municipal y, ahora se sabe, que en la nómina de dicha dependencia había 60 aviadores. A los protegidos por Oropeza Méndez nunca se les vio en el Palacio Municipal, pero sí le costaron al erario.

Innovación Gubernamental derrochó miles de pesos en una aplicación de seguridad que nunca funcionó adecuadamente. Más tardaron en llenar de anuncios los puentes de todo el municipio y en organizar la presentación de dicha app, que en desilusionarnos, comentan los usuarios en la App Store.

A pesar de que su aplicación nunca funcionó, volvió a gastar en otro sistema digital para ‘facilitar’ la tramitología para el sector empresarial, donde supuestamente se podrían realizar trámites con mayor facilidad. La anterior fue un fracaso más y se volvió otro dolor de cabeza más a los ciudadanos, pues tampoco funcionó.

¿Y cómo iban a funcionar? Si Oropeza se rodeó de puros cuates para realizar sus proyectos, personas sin experiencia en el tema de tecnología, queriendo vender espejitos a los naucalpenses, cosa que no le funcionó y se reflejó en las pasadas elecciones.

No conforme con llenar su Secretaría de puros cuates y aviadores, también es sabido que logró instalar a sus hermanos: Francisco Javier, Eduardo René y a Jorge David Oropeza Méndez, en cargos de alto rango en la administración pública de Naucalpan. ¿Será por eso que el actual presidente Gálvez Astorga decidió desaparecer dicha Secretaría?