Valle de Bravo garantizará seguridad sanitaria para activar al sector turístico durante «la nueva normalidad»

VALLE DE BRAVO.- A 13 días de haber empezado la nueva normalidad después de la pandemia del Covid-19, el Pueblo Mágico de Valle de Bravo comienza a tener presencia de turistas en los principales atractivos del municipio.

El embarcadero municipal y la zona centro es donde se apreció la mayor cantidad de personas que visitaron el Pueblo Mágico en este fin de semana. Sin embargo, aún son pocos en comparación con los fines de semana anteriores al confinamiento voluntario que inició el pasado 20 de marzo.

Anuncios

“Pues hay va, no han llegado como otros fines, pero al menos ya se ve movimiento”, relató un prestador de servicios turísticos dedicado a la renta de lanchas en la presa Miguel Alemán.

Las pocas personas que han decidido visitar Valle de Bravo tras haber terminado la Jornada Nacional de Sana Distancia, se han visto por dos fines de semana consecutivos; sin embargo, son tan pocos turistas al día que quienes los que se dedican a brindar actividades del sector turístico pueden contarlas.

“Como 30, en todo el día es lo que se ve, 30 personas a lo mucho, y eso porque es una familia de cuatro personas, unas seis parejas y ya, no son muchos, está muy triste esto”, platicó Vicente Peñaloza, el prestador de servicios turísticos de paseos de lancha.

La renta de raizar, cuatrimotos, paseos de lancha y bicicletas, son algunas de las actividades de turismo de aventura que ofrece Valle de Bravo, las cuales han regresado a laborar después del decreto de la nueva normalidad.

Los prestadores de servicios turísticos gastronómicos y de hospedaje continúan brindando sus servicios con las medidas sanitarias correspondientes.

Restauranteros y hoteleros siguieron ofreciendo sus servicios durante el confinamiento que vivió el país, aunque trabajaron en números rojos por la nula presencia de turismo.

“Los restaurantes y los hoteles, esos sí siguen, ya vemos también más movimiento de gente que compra comida, pero no es suficiente, esperemos que pronto pase esto” finalizó Vicente Peñaloza.

De esta forma Valle de Bravo comienza a tener actividad turística, la cual ha sido nula desde el pasado 6 de marzo, cuando se informó acerca de la muerte de un hombre por un presunto perro salvaje en la zona de Cerro Gordo.

Desde este acontecimiento al pasado 31 de mayo, el turismo de aventura dejó de tener presencia en el Pueblo Mágico, el cual depende directamente de esta actividad económica para sobrevivir.

Vía El Sol de Toluca.

Compartir