Sentencian a mujer que explotó sexualmente a su sobrina en Lerma

LERMA.- Una mujer que fue detenida luego de se descubrió que obligaba a su sobrina a que diferentes hombres la tocaran a cambio de dinero, fue sentenciada por un Juez a 13 años de prisión por este delito.

La FGJEM informó que la ahora sentenciada, Hilda “L” recibió tal sentencia por el delito de trata de personas, en la modalidad de explotación sexual, hipótesis de al que se beneficie de la explotación de una persona menor de edad a través de la prostitución ajena.

La dependencia, dijo, que los elementos de prueba recabados y expuestos por el Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada de Trata de Personas fueron determinantes para que la Autoridad Judicial con sede en Lerma dictara esta condena en contra de Hilda.

La Fiscalía, señaló que esta mujer obligaba a su sobrina menor de edad, a dejarse realizar tocamientos en el cuerpo a cambio de dinero, efectivo que debía entregar a esta mujer.

Con la indagatoria iniciada por este ilícito, se pudo determinar que, desde el mes de julio de 2009, cuando la víctima tenía 12 años de edad y hasta el mes de junio de 2013, era llevada por su tía, la ahora sentenciada, a distintos puntos de los municipios de Lerma y San Mateo Atenco, donde un sujeto adulto le realizaba tocamientos.

En septiembre del año 2019 la víctima denunció los hechos ante la FGJEM, por lo que fue integrada la carpeta de investigación respectiva por este delito.

Como resultado de la querella, el Ministerio Público solicitó a un Juez librar una orden de aprehensión en contra de esta mujer, mandamiento judicial que fue otorgado y cumplimentado por Policías de Investigación (PDI) en septiembre del 2020, por lo que fue ingresada al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de la zona, donde quedó a disposición de un Juez, quien previo proceso legal, le dictó esta condena, además de la pena privativa de libertad, esta mujer deberá pagar multas de 87 mil 741 pesos y 23 mil 400 pesos por concepto de reparación del daño.

Vía La Prensa.