PC de Valle de Chalco no llega para auxiliar a mujer en trabajo de parto y policías improvisan

VALLE DE CHALCO.- Ante tardanza de una ambulancia de Protección Civil, fueron policías municipales quienes auxiliaron a una joven parturienta que ante gritos de angustia y de dolor llamo a sus vecinos para alertarlos de que su niño estaba a punto de nacer y era necesario que gente experta la auxiliara en su alumbramiento.

Fue la tarde de ayer, cuando el Centro de mando de la policía municipal recibe el reporte de que una jovencita embarazada se encontraba en labor de parto en la calle Norte 2 y avenida Emiliano Zapata, sin número, de la colonia Santa Cruz, y pero para desgracia de los uniformados los vecinos les informaron que la unidad de Protección Civil nunca llego por lo que tuvieron que ingresar al domicilio, y subir al segundo piso.

Anuncios

Ahí observaron que la joven mujer de nombre Nohemi, se encontraba tirada en el piso, acostada en un cobertor, y misma que: “Ya tenía a su bebé en sus manos”.

La gente y los uniformados insistieron llamando a PC, al mando de Manuel Rojas Salas (a) el “Toro”, para que se hicieran cargo de la mujer y el recién nacido, pero la ambulancia nunca llegó.

Entonces son ellos los que deciden tomar las acciones del caso.

Fue así, que los representantes de la Ley tuvieron que asistir a la dama quien presentaba una frecuencia cardiaca de 78 latidos por minuto y una frecuencia respiratoria de 27 respiraciones por minuto con lo que se determinó que estaba estable.

Al revisar al recién nacido, un neonato de sexo masculino, se le realizó una valoración de APGAR que es una valoración clínica simple del estado general y misma que arrojo que el masculino mide 5 parámetros: la coloración, la respiración, frecuencia cardiaca, respuesta a los estímulos, y el tono muscular., encontrándose en óptimas condiciones con una frecuencia cardiaca de 110 latidos por minuto, y son los mismos gendarmes quienes proceden a secar y a calentar al menor, y decidiendo al momento no cortar el cordón umbilical por cuestiones de asepsia”, dijeron.

Ante la ausencia de los cuerpos de Rescate, y sin otra alternativa, son ellos mismos, los que deciden implementan un rustica y peligrosa camilla hecha con el cobertor y una sábana para bajarla de esta manera del segundo piso ya que había mucho riesgo de que la jovencita se desangrara.

Fue así como los valientes uniformados lograron bajarla y llevarla en la patrulla 639, y al mando de Miguel Ángel Barrón Pizano, y su Escolta la femenina Berenice Vázquez Almaraz, al hospital “Fernando Quiroz”, donde inmediatamente fue recibida por personal médico.

Vía Reporteros en Movimiento.

Compartir