Muere empresario durante un asalto en Ecatepec

ECATEPEC.- Un hombre de 51 años de edad, propietario de una empresa de condimentos, murió de un balazo en el tórax, al forcejear con dos sujetos que intentaban asaltarlo con una pistola en mano, por lo que se escapó un tiro del arma que hizo blanco en su humanidad.

Trabajadores del empresario al darse cuenta de lo sucedido y que había caído herido de muerte de inmediato pidieron el auxilio de una ambulancia; sin embargo, cuando paramédicos de la Cruz Roja llegaron, ya había muerto.

Anuncios

Los hechos que costaron la vida de este hombre, identificado como Octavio “N”, de 51 años de edad, se registraron esta mañana, en el interior de las instalaciones de su empresa, ubicadas en la esquina de la calle Encinos y la Avenida Central, en la colonia Luís Donaldo Colosio, en Ecatepec, Estado de México

Autoridades policíacas informaron que de acuerdo a las versiones que dio una de las empleadas del ahora occiso, este se encontraba dentro de la empresa cuando fue sorprendido por dos sujetos que pistola en mano al parecer intentaron asaltarlo.

Octavio, dijo la empleada, en su afán por evitar el asalto, se les abalanzo a los presuntos delincuentes e intento quitarles el arma; sin embargo, no logro su objetivo, pues la pistola se accionó y la bala que salió se alojó en su pecho provocando que cayera gravemente lesionado y minutos más tarde perdió la vida antes de que paramédicos de la Cruz Roja le brindaran los primeros auxilios.

Al tener conocimiento de los hechos, mientras que policías municipales y estatales acordonaban toda la zona, el agente del Ministerio Público se presentó en el lugar, donde una vez que realizó las diligencias ministeriales y ordenó el levantamiento del cadáver dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio.

Por su parte, policías ministeriales informaron que ya iniciaron con sus trabajos policiacos, a fin de establecer con exactitud cuál fue el móvil de este crimen e identificar, ubicar y detener a los presuntos homicidas.

Vía La Prensa.

Compartir