Leyendas; El aparecido en el lago de Valle de Bravo

VALLE DE BRAVO.- Cuenta la leyenda que en Valle de Bravo, Estado de México, hace años se habló mucho de un aparecido en el lago. El rumor incluso se hizo noticia porque en aquel tiempo fue publicado en varios periódicos.

Pero hay gente que todavía cuenta esa leyenda del aparecido, explica doña Guillermina Velázquez, una artesana que tiene su puesto en el mercado.

Nunca se supo si fue un ahogado o qué, pero esto según ocurrió hace muchísimos años, mucho antes de que Valle de Bravo, creciera y fuera el pueblo tan turístico que ahora es.

«En aquel tiempo apenas llegaban unos camiones de pasajeros, con poca gente de aquí que iba a Toluca a arreglar asuntos; el camión se paraba en la plaza, ahí frente a la catedral, y había solo algunos comercios. Valle era un pueblito de pescadores, sin hoteles ni restaurantes y Avándaro no era nada; nadie venía a Avándaro».

La leyenda de ese aparecido, aparentemente tiene su origen con los pescadores. Y es que hace muchos años una tarde se perdió una lancha y nunca se volvió a saber de ella ni del pescador.

«Quién sabe si se habrá hundido o a lo mejor se la tragó el lago, se dice que el lago también se traga a los espíritus».

Esa fue la historia real de hace muchos años, pero ya cuando empezó esa plática del aparecido en el lago, y que salió en los periódicos porque mucha gente lo vio, entonces hubo gente que dijo que era el ánima del pescador que andaba todavía en pena y que se aparecía porque quería que lo sacaran y le dieran cristiana sepultura en el panteón.

Esa plática se fue acabando, ahora hay mucha gente nueva que ha llegado y ellos no saben de eso, y si alguno que anda en el lago en la noche y ve algo extraño, de seguro no piensa que pueda ser esa aparición del pescador ahogado porque ahora hay mucho ruido y muchas lanchas ahí andan paseando en la noche.

La cabecera municipal se convirtió en un centro turístico por excelencia desde que, en 1947, se construyó una presa o lago artificial donde se practica una gran variedad de deportes acuáticos y de aventura, así como la pesca deportiva, y torneos de regata y de vela que organiza el Club de Vela Santa María.

El pueblo es muy famoso porque conserva arquitectura colonial pintoresca y muchas de las nuevas construcciones como hoteles y casas de campo, siguen ese estilo.

También es famoso por las artesanías regionales, por los centros holísticos, el ecoturismo y porque se ha convertido en un centro cultural, con galerías, museos, festivales internacionales de música y ecología, danzas folclóricas, muestras de cine, teatro, conciertos y una gran variedad de gastronomía internacional.

Vía DigitalMéx.