Cierran temporalmente crematorio en Tecámac mientras se realizan estudios por contaminación

TECÁMAC.- El ayuntamiento de Tecámac informó que acordó con el propietario de un horno crematorio el cierre parcial mientras se realizan estudios de los niveles de contaminación, luego de constantes quejas de habitantes de San Pedro Pozohuacan.

La dirección de Comunicación Social del ayuntamiento indicó que, tras las denuncias vecinales, el área de Ecología se reunió con el propietario del crematorio, cuya identidad no fue revelada, quien mostró que cuenta con los permisos en regla para trabajar. Aclaró que el cierre no es una suspensión, sino un acuerdo con el dueño.

El horno crematorio se encuentra dentro de un predio ubicado sobre el kilómetro 43 + 500 de la carretera Federal México-Pachuca, conocido como “Finca Palafox”, junto a la Comunidad de San Pedro Pozohuacan.

Ante las constantes quejas de vecinos de la zona por contaminación, el propietario y el ayuntamiento acordaron que el horno dejará de operar en tanto se realizan los estudios que determinen si en el humo que exhala la chimenea existen partículas nocivas suspendidas en el aire que afecten la salud de los habitantes de la zona.

Los residentes de San Pedro refirieron que en principio solicitaron una suspensión provisional para dar oportunidad al dueño de revisar y adecuar sus instalaciones, pero les fue negado. Indicaron que el humo despedido por la chimenea no es dispersado por el aire hacia la atmósfera, por el contrario lo “anida” en su comunidad.

Jessica “N”, vecina del lugar, mencionó que la chimenea del horno se encuentra escondida entre los árboles y arbustos al interior del predio que desprende un olor nauseabundo que queda en el lugar y se mete a sus viviendas.

Junto con otros residentes de las Calles Xocopinga y Las Flores solicitaron a las autoridades municipales y estatales, la revisión del horno crematorio y exigieron que en caso de no cumplir con las normas de sanidad sea cerrado de manera definitiva o reubicado.

“Exigimos y queremos que vengan las autoridades a hacer una supervisión sanitaria a las instalaciones, la chimenea está muy oculta y muy retirada de la construcción principal, dentro del predio tiene una preparatoria abierta, la casa de su mamá y no se cómo pueden estar eso ahí.

Estamos demasiado afectados por el humo y el olor y exigimos la revisión. El propietario argumenta que tiene los permisos en regla y un horno de alta tecnología, pero no es verdad. Es un terror vivir en este estado”, dijo Jessica.

Finalmente, los lugareños amenazan con plantarse frente a Palacio Nacional para buscar la intervención del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y se solucione este problema que dijeron afecta la salud de los habitantes de su comunida.

Vía El Sol de Toluca.