Acribillan a hombre en calles de Tlalnepantla

TLALNEPANTLA.- Un hombre de aproximadamente 25 años de edad fue asesinado de al menos 7 balazos en diferentes partes de su cuerpo, uno de ellos en la cabeza, por solitario sujeto que lo sorprendió esta madrugada cuando caminaba por la calle.

Consumado el asesinato, el presunto homicida salió corriendo para darse a la fuga y perderse entre las oscuras calles del lugar, sin que hasta el momento se sepa nada de su identidad y posible paradero.

Los hechos que costaron la vida de este hombre, hasta el momento desconocido, quien vestía una chamarra negra con capucha y pantalón de mezclilla azul, se registraron minutos antes de las 3 de la mañana de este sábado, en la esquina de las calles Escuela Nacional de Montaña y Asociación Mexicana de Excursionistas, en la colonia Lázaro Cárdenas, Tercera Sección, en el municipio de Tlalnepantla, en una zona que a decir de la policía está plenamente identificada como un punto rojo en la venta y distribución de droga.

Reportes policíacos, señalan que el ahora occiso caminaba por la zona, cuando fue sorprendido e interceptado por solitario sujeto que sin darle tiempo de nada sacó de entre sus ropas un arma de fuego para dispararle a quemarropa en repetidas ocasiones.

Algunos de los vecinos al escuchar las detonaciones de armas de fuego en la calle se asomaron por sus ventanas para saber qué había pasado, y al darse cuenta que un hombre había sido atacado a tiros y que estaba tirado, muy grave, de inmediato pidieron el auxilio de una ambulancia, sin embargo, minutos más tarde cuando paramédicos de la Cruz Roja llegaron y trataron de brindarle los primeros auxilios determinaron que ya no había nada que hacer, pues ya había muerto, a consecuencia de los múltiples balazos que recibió en diferentes partes de su cuerpo.

Al tener conocimiento de los hechos, mientras que policías municipales que siguen brillando por su ausencia y que seguramente ahora con la llegada del comandante Arturo Centeno será más preocupante la ola de inseguridad en este municipio, el agente del Ministerio Público se presentó en el lugar, donde una vez que realizó las primeras inspecciones oculares informó que el occiso quedó tirado boca arriba, sobre la banqueta y que presentaba al menos 7 balazos en diferentes partes de su cuerpo, uno de ellos en la cabeza, al parecer de una pistola calibre .9 milímetros, pues a un costado del cuerpo se encontraron varios casquillos percutidos de dicha arma.

Concluidas las diligencias ministeriales y una vez que se ordenó el levantamiento del cadáver, el MP dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio.

En tanto, en un intento por establecer cuál fue el móvil de este crimen y quién el responsable para buscarlo y detenerlo, policías de investigación ya iniciaron con sus trabajos policíacos y ahora solo se espera que en verdad den resultados, pues durante el año que terminó y el que está empezando el Estado de México está convertido en una tierra sin ley, donde los asesinatos y los hechos de violencia están a la orden del día, sin que haya autoridad policíaca alguna que le ponga un alto.

Vía La Prensa.