A Elideth la mataron en Neza; sospechan de Omar, exreo y su pareja

NEZAHUALCÓYOTL.- Omar Santos Loera, un exreo acusado del homicidio de varias personas, ahora es buscado por el feminicidio de Elideth, a quien encontraron sin vida en Neza.

El hallazgo ocurrió este lunes 22 de junio dentro de su casa en la calle Alcaicería de la colonia Metropolitana, municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.

Anuncios

Ahí encontraron el cuerpo de Elideth Ríos recostado sobre la cama, semidesnudo con golpes en las costillas y huellas de asfixia.

Familiares de Elideth narran a Letra Roja que la mañana de este lunes Omar llamó para avisarles que Elideth estaba ‘inconsciente‘, sin embargo, cuando acudieron a verla estaba muerta.

Luego Omar llegó en un taxi junto a su hijo de siete años a la casa de su suegra, desde el vehículo le dijo al menor que corriera con ella mientras él aceleró con rumbo desconocido.

Desde ese momento se encuentra desaparecido y es el principal sospechoso del feminicidio de Elideth.

Una relación marcada por la violencia

Elideth y Omar tuvieron un hijo junto, pero también sostuvieron una relación con episodios de violencia física y psicológica.

Elideth llegó a contar a su familia que Omar la golpeaba y que usaba su lesión de la pierna como chantaje para que no lo abandonara.

Además de que solía consumir drogas en la casa, no trabajaba y la mayoría del tiempo se la pasaba con sus amigos en una zona de ejercicios de Neza.

Por otra parte señalan que luego de la muerte de la joven este sujeto desapareció, se llevó las tarjetas de crédito y vacío las cuentas bancarias.

También cuentan que el hijo escuchó que Omar llamaba por teléfono durante la madrugada y decía que su mamá estaba muerta.

Sin embargo, se esperó hasta la mañana para avisar a los familiares de Elideth por lo que sospechan que uso ese tiempo para planear su fuga.

Ahora piden a las autoridades de Neza y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que investiguen y busquen al sospechoso de la muerte de Elideth.

Vía Letra Roja.

Compartir