Posible explosión de gasera pone en riesgo a 11 mil habitantes de Naucalpan; quitaron sellos de suspensión

NAUCALPAN.- Vecinos de la colonia Alce Blanco denunciaron en días pasados a dos gaseras ubicadas en la avenida 16 de septiembre en el municipio de Naucalpan por el presunto peligro que representan en caso de incendio, explosión o cualquier accidente, por lo que protección civil municipal colocó sellos de suspensión temporal en una de ellas el pasado lunes, sin embargo continúan laborando de manera normal.

“Estas gaseras ya tenían tiempo, pero en el mes de agosto comenzó el olor fuerte a gas y aquí hay viviendas, y unos tienen niños y tiene fuertes dolores de cabeza”, expresó vecino. Afectados denunciaron ante la Presidenta Municipal Angélica Moya Marín, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente; así como la Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos; que la empresa Gas Tomza, UNIGAS por sus plantas suministradoras ubicadas en la Avenida 16 de septiembre, con los números 101 y 822. “El domingo 20 de agosto, a mediodía se percibió un fuerte olor a gas y se realizó un primer reporte a las oficinas de Protección Civil del municipio”, comentó afectado.

Colonos aseguran que de acuerdo al Atlas Nacional de Riesgos si ocurriera un accidente perjudicaría a 11 mil 507 personas, entre ellas 2 mil 456, así como 3 mil 530 viviendas; 5 supermercados; 5 bancos; I hotel y 5 colonias, sin contar a los automovilistas, transeúntes o visitantes que se pudieran encontrar en la zona.
Protección civil coloca sellos de suspensión Personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil de Naucalpan realizó una visita de verificación ordinaria al establecimiento de gas vehicular Wigas, que se ubica en calle 16 de Septiembre número 101, fraccionamiento industrial Alce Blanco.

Durante la inspección se detectó que personal del establecimiento realizaba labores sobre andamios a una altura considerable sin las medidas de seguridad necesarias. Además, la gasera no tiene actualizada el acta constitutiva del Comité de Protección Civil por lo que no cumplen su programa específico en la materia, lo que implica una falta administrativa.

Por lo anterior, el personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil de Naucalpan procedió a colocar sellos de suspensión parcial temporal en el establecimiento. “El olor a gas que reportan vecinos, es el que se desprende al conectar y desconectar las mangueras de los vehículos que se abastecen, que es mínimo y no representa riesgo”, informó la dependencia.

La gasera referida ya no cuenta con estos sellos de suspensión.

FUENTE: https://www.milenio.com/