Realizan homenaje póstumo al escritor Ricardo Poery

Poery es autor del libro "En Naucalpan (No en Tacuba) está el Arbol de la Noche Triste"

Su esposa Vicky Poery develó la placa que en tributo a Ricardo Poery realizaron trabajadores sindicalizados de Naucalpan. Foto: Rebeca Jiménez / EL UNIVERSAL

NAUCALPAN.- Ricardo Poery, autor del libro En Naucalpan (No en Tacuba) está el árbol de la Noche Triste, fue homenajeado en el Centro Cívico de Ciudad Satélite, por cronistas mexiquenses quienes de forma póstuma le otorgaron el título de “Tlamatine”, “el filósofo”  en lengua náhuatl, luego de que falleció el 7 de julio a la edad de 95 años.

Reportero de a pie en los años 50 y 60, Ricardo Poery Cervantes Zebadúa, fue Premio Nacional de Periodismo en 1988 y recibió la presea Estado de México José María Cos en 1977 y fundó, junto con otros estudiosos de la historia local, la Asociación Mexiquense de Cronistas Municipales (Amecrom), quienes fueron los autores de las primeras monografías de más de 120 municipios del Estado de México.

Anuncios

Además de ser cronista vitalicio de Naucalpan, Ricardo Poery se atrevió a desafiar  a los historiadores con su hipótesis de que en Naucalpan no en Tacuba, está el árbol de la Noche Triste, argumentado que la cercanía entre la gran Tenochtitlán –hoy el zócalo de la Ciudad de México- y Popotla es de apenas unos seis kilómetros, distancia que los vigorosos aztecas recorrerían en cuestión de minutos, por lo que Hernán Cortés no pudo haber detenido ahí a llorar su derrota.

Las características geográficas de San Juan Totoltepec y del cerro que hoy conocemos como de Los Remedios,  porque fue ahí donde se encontró la figura de madera estofada de la virgen de Los Remedios, su ubicación a más de 15 kilómetros de Tenochtitlán,  así como la presencia del ahuehuete que está documentado tiene más de 500 años de edad, son pruebas de que aquí lloró Hernán Cortes, afirmó hasta su muerte Ricardo Poery, quien fue un estudioso de la historia local.

En el Centro Cívico cerca de 200 amigos de Ricardo y Vicky Poery, se reunieron para rendir homenaje al cronista de Naucalpan, entre ellos los integrantes de la Asociación Mexiquense de Cronistas Municipales, quienes de forma póstuma le otorgaron el título de Tlamatine, “El Filósofo”.

Además de que pintoras como Sandra Beltrán expusieron sus obras, entre ellas una pintura en tercera dimensión, creada con decantaciones de color, de Ricardo Poery en el viejo sabino de San Juan Totoltepec.

En este homenaje integrantes del Sindicato Unico de  Trabajadores del Estado y Municipios, encabezados por David Parra Sánchez, develaron una placa en honor al cronista de Naucalpan.

FUENTE: http://www.eluniversal.com.mx/