Naucalpan, el municipio que está en llamas

Los vecinos ya están cansados de los robos en todas las modalidades, desapariciones forzadas, secuestros, feminicidios y otros delitos.

NAUCALPAN.- Robos en todas las modalidades, desapariciones forzadas, secuestros, feminicidios y homicidios, entre otros delitos, generan un cúmulo de 12 mil 123 denuncias presentadas ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México de enero a septiembre de 2016.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el incremento en denuncias por diversos delitos es de 8%, al pasar de 11 mil 129 en 2015 a 12 mil 123 en ocho meses de 2016.

Anuncios

En este periodo se han perpetrado 149 homicidios, 88 dolosos, 61 con armas de fuego de grueso calibre, como rifles R-15 o AK-47, de los conocidos como cuernos de chivo o pistolas calibre 9 milímetros.

Se denunciaron seis mil 629 robos ante el MP del fuero común: dos mil 681 con violencia y tres mil 948 sin violencia, entre ellos robos a casa-habitación y transeúnte. El delito que más se incrementó es el robo de automóvil, que pasó de dos mil 109 en 2015 a dos mil 253 de enero a septiembre del presente año.

En secuestro, la PGJE inició nueve carpetas de investigación por privación ilegal de la libertad, seis más que en 2015.

Naucalpan es uno de los 11 municipios del estado con alerta de género desde julio de 2015. Por ejemplo, el 1 de noviembre, Evelyn, una niña de 10 años, fue hallada muerta en una bolsa de basura; tras el hallazgo, ha habido cuatro manifestaciones para exigir justicia y seguridad.

Consuelo Sánchez Quintana, del Observatorio Ciudadano para Prevenir el Delito y la Violencia de Naucalpan, denuncia que 38 mujeres han sido asesinadas.

PLAGIOS

En Naucalpan hay un registro de 53 personas privadas de su libertad de manera violenta, incluso dentro de su hogar, como es el caso de Jesús Alvarado Loranca, quien hace ocho meses fue levantado frente a su domicilio en la colonia Ciudad de los Niños.

Según Rosa Loranca, su madre, el levantón de su hijo, de oficio barrendero, se dio el 1 de marzo de 2016, cuando dos hombres, uno de complexión robusta, calvo, con anteojos, y otro de complexión delgada, moreno con bigote, en un Mazda o Lanzer lo subieron a la fuerza, con pistola en mano.

Rosa alcanzó a confrontarlos, pero de inmediato arrancaron y se perdieron en las calles.

Salió mi hija, mi hijo, empezaron a correr, pero ya no, ya no vi a mi hijo desde ahí, ya no volví a ver a mi hijo”.

Familiares y amigos lo han buscado por todas partes estos ocho meses; se han levantado varias denuncias, incluso ante la PGR.

En su desesperación doña Rosa solicitó el apoyo del alcalde, Édgar Olvera Higuera, quien no ha tomado en cuenta la solicitud.

Simplemente yo de aquí de Naucalpan no quiero saber nada, yo no tengo dinero que a lo mejor ellos querían, voy al día con mis hijos” finalizó.

FUENTE: http://www.excelsior.com.mx/