Naucalpan acusa a Morena y AMLO de provocar pánico

NAUCALPAN.- Por segunda ocasión en los últimos cuatro años, en el Estado de México se utiliza una campaña de pánico en la población, generada con grupos que alarman a la ciudadanía con un grito de ¡Ahí vienen, ahí vienen… cierren todo, escóndanse! La primera ocasión ocurrió el seis de septiembre de 2012, tras un enfrentamiento de antorchistas en Chicoloapan con saldo de un muerto y 35 lesionados.

Esa fecha, grupos no identificados corrían en las calles de Chimalhuacán, Los Reyes y Nezahualcóyotl, gritando ¡Ahí vienen los antorchistas, vienen disparando y saqueando negocios! Lo que generó pánico, que se extendió a los municipios de Chalco, Ixtapaluca, Valle de Chalco y Ecatepec así como a la delegaciones vecinas de Iztapalapa e Iztacalco, con cierre de comercios y un caos total que causó pérdidas millonarias al comercio.

Cuatro años después la misma estrategia fue aplicada. Gente corriendo por las calles anunciaba ¡Ahí vienen, ahí vienen… escóndanse en sus casas, cierren los negocios. Vienen los saqueadores y andan asaltando y golpeando!.

En el municipio de Cuautitlán fueron los choferes de peseras locales y taxis quienes se encargaron de alarmar a la población en unidades vacías, todos con celulares en el oído como si escucharan instrucciones, se acercaban a gran velocidad a la gente Ahí viene los saqueadores ya están aquí en la otra avenida cierren, gritaban a los comerciantes y a los civiles les gritaban “métanse a su casa y enciérrense ahí vienen asaltando y se están metiendo en las casas, está duro el pedo”.

Esto generó en varios municipios como Coacalco, Cuautitlán, Naucalpan, Atizapán, Izcalli Cuautitlán, Ecatepec, entre otros, psicosis y el cierre de comercios. La población permaneció encerrada, generando rumores de miedo que nunca se confirmaron, sólo el saqueo a tiendas comerciales de grandes cadenas como Coppel, Aurrera, Walmart y Soriana, a las que incluso rompieron cortinas y vidrieras para saquear aparatos electrodomésticos, sumado al robo aislado de algunos comercios por solitarios delincuentes que aprovecharon la confusión.

Los municipios en los que fueron saqueados los comercios están Naucalpan, Tecámac, Cuautitlán, Tultepec y destaca por el mayor número de tiendas robadas incluso por policías Ecatepec, donde esta mañana saquearon otro Aurrera y un Coppel.

Los denominados “Morenazis” son los grupos que están incitando a la violencia en diferentes municipios del Estado de México, supuestos simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador, quienes generan violencia bajo el pretexto de los incrementos a la gasolina, afirmó Alfredo Oropeza, coordinador de Asesores de la Presidencia Municipal de Naucalpan.

Habló que en el caso específico de Naucalpan, es Ernesto García, coordinador de la Brigada del Partido Morena, el autor de la violencia y quien está incitando a un estallido social.

La psicosis y saqueos de varios centros comerciales y tiendas en los municipios del Valle de México, mantiene atemorizados a vecinos, luego de que se han extendido los rumores de que grupos están planeando el saqueo a diferentes plazas.

Dijo que los locatarios de manera voluntaria, cerraron temprano como medida de prevención.

Por separado la policía del Estado de México hizo un llamado a la ciudadanía a no replicar mensajes que han infundado miedo entre comerciantes y ciudadanía en general, donde falsamente se alarma a la gente de grupo de personas armadas que saquean zonas comerciales, teniendo como resultado cierres masivos de comercios y gente corriendo por las calles.

Aunque el secretario general de Gobierno José Manzur, informó de un acuerdo con el Grupo Gasolinero G500 para que abrieran y vendieran el combustible, muchas estaciones de servicio siguen cerradas y de manera intermitente abren por espacios sólo de 10 minutos y otras están totalmente fuera de servicio.

Antonio Caballero, representante del Grupo Gasolinero, informó que dadas las condiciones de inseguridad públicas derivadas de protestas por incremento en los precios de las gasolinas, cerrarán sus estaciones de abastecimiento, donde se hayan recibido amenazas o que no cuenten con las condiciones de seguridad absolutas.

De igual forma en Huixquilucan debido al sistema de vigilancia policiaca se reporta estabilidad y paz social en la localidad.