Exigen frenar obra de plaza en predio municipal

Juez ordenó la suspensión del juicio administrativo.

Habitantes acusan que funcionarios, como el director de Desarrollo Urbano de Naucalpan, otorgaron licencia de construcción para una plaza comercial, en un predio municipal.

NAUCALPAN.- Dirigentes de colonos y vecinos de Naucalpan y Huixquilucan interpusieron recurso de revisión ante la Sala Superior del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) del Estado de México, luego de que el magistrado Carlos Alpizar Salazar decretó la suspensión del juicio administrativo 48/2016 , de Acción Popular.

Con este juicio vecinos y dirigentes de colonos de fraccionamientos como Country Club, El Huizachal y La Herradura pretenden recuperar un predio de propiedad municipal, donde particulares empezaron a construir una plaza comercial, informó el abogado Marcos Javier Ortiz.

El predio ubicado en avenida La Herradura, esquina con la calle de Magnolia en Lomas del Huizachal, en las inmediaciones de avenida del Conscripto es propiedad municipal, reiteró el abogado, con base en planos oficiales del fraccionamiento y al oficio 206/ CF/2331/74 del 5 noviembre de 1974, del director de Comunicaciones y Obras Públicas del Gobierno del Edomex.

El alcalde Édgar Olvera y el secretario del ayuntamiento, Horacio Jiménez, reiteraron que dicho predio es propiedad municipal y que los bienes públicos son “inembargables, imprescriptibles e inenajenables”, por lo que sostenían procedimientos judiciales para recuperarlo.

El recurso de revisión ante la Sala Superior del TCA fue promovido luego de que el magistrado Carlos Antonio Alpízar Salazar resolvió el el 11 de julio de 2016 decretar el sobreseimiento, es decir suspender el juicio administrativo 48/2016 de acción popular, argumentando que el predio en disputa es de propiedad privada de Inmobiliaria Caserío del Baztán.

Dicho inmueble fue identificado por la Subdirección de Patrimonio Municipal como remanente de la vía pública municipal, en el plano de notificación autorizado por Gobierno del Estado de México de lo que es hoy el fraccionamiento Lomas del Huizachal, como el propio Magistrado Alpizar lo transcribió en el acuerdo del 22 de marzo de este año, en que ordenó la suspensión de la obra que se realizaba en dicho predio, reiteró el abogado de los colonos .

El predio de casi 900 metros cuadrados fue un área arbolada por muchos años, dijeron los colonos demandantes; sin embargo, en los 90 un general cercó y luego bardeó el terreno, tras lo cual documentó la propiedad del mismo con un contrato de compra-venta celebrado con otro particular.

Fue entre finales de 2015 y principios de este año, cuando empezó la construcción de una plaza comercial.