Empresarios solo podrían sostener el pago de una quincena si se decretan paros totales por COVID-19

NACIONALES.- Luego del anuncio hecho hoy por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, acerca que la pandemia de coronavirus COVID-19 durará al menos 12 semanas en México, el sector empresarial del Estado de México urgió a los tres niveles de gobierno a generar incentivos fiscales y económicos en el corto plazo, pues los industriales y emprendedores solo podrán absorber los costos que se derivarían de paros técnicos hasta por una quincena o, de lo contrario, vislumbran la pérdida de empleos, recaudación y producción de “magnitudes devastadoras”.

El presidente de la Asociación de Empresarios y Ciudadanos del Estado de México (Asecem), Raúl Chaparro Romero, resaltó que los inversionistas de la entidad solo podrán pagar entre una semana y una quincena de salario a sus trabajadores, en caso de que se decrete la suspensión total de actividades en el país, derivado de la contingencia originada por el coronavirus

Anuncios

Indicó que, a partir de esta semana, algunas empresas comenzaron a realizar paros escalonados en su producción por dos motivos: el primero, para facilitar a las madres trabajadoras que puedan salir antes de que concluya su jornada laboral, para cuidar a sus hijos, ahora que se decretó la suspensión de clases en las escuelas por cerca de un mes; y el segundo, con la intención de generar ahorros para las propias empresas, a fin de que no pongan en riesgo su patrimonio.

Recordó que, actualmente, 28 por ciento de los hogares mexicanos están liderados por una jefa de familia y, de ese porcentaje, alrededor del 44 por ciento son mujeres que laboran en una empresa formal, por lo que los empresarios están realizando todo lo que está en sus manos para apoyarlas ante las decisiones que se han asumido para frenar el contagio de este virus, aunque esta situación no podría mantenerse por mucho tiempo o, de lo contrario, podrían en riesgo la productividad de sus negocios.

Ante ello, Chaparro Romero llamó al Gobierno de México a generar estímulos fiscales de entre 40 y 60 por ciento para el pago de impuestos y de servicios como el agua, la luz y el predial, al tiempo en que consideró necesario crear incentivos económicos para las empresas cumplidas ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT), con el objetivo de que las industrias puedan seguir pagando la nómina de sus empleados.

“De no existir estos estímulos, nosotros nos veríamos obligados a pagar solo el 40 por ciento en el pago de las quincenas de nuestros empleados y, en algunos casos, las empresas solo alcanzarían a pagar una semana, por lo que todos estaríamos en riesgo, por eso es necesario que entre todos nos ayudemos y que trabajemos todos de manera integral para sacar adelante a México, ante esta crisis que se avecina”, mencionó.

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial del Estado de México (Unidem), Francisco Cuevas Dobarganes, también alertó que, cuando en México se decrete la Fase 3 de la pandemia, serán pocas las semanas que los empresarios puedan pagar los sueldos de sus trabajadores, por lo que, de llegar a ello, se avista una parálisis económica devastadora.

“Desde nuestro punto de vista, se trata de un problema de salud, que se está transformando en un reto económico muy complejo que, si no se aborda adecuadamente por los empresarios y el gobierno, puede tener consecuencias muy graves para el empleo, la recaudación y la producción. Consideramos que aún estamos a muy buen tiempo para evitar que los efectos sean tan severos, siempre y cuando se diseñe un plan de emergencia viable que opere al menos por los próximos cinco o seis meses”, puntualizó.

Francisco Cuevas adelantó que, de no crearse este paquete de medidas fiscales y económicas, estaría en riesgo la permanencia de varias empresas, lo que derivaría en un descarrilamiento de la economía y en la pérdida de empleos, lo cual debe evitarse con estos incentivos inmediatos para el sector empresarial e industrial.

Vía Hoy Estado.

Compartir