Arturo desapareció hace tres años y las autoridades de Naucalpan no han hecho nada para encontrarlo

NAUCALPAN.- Kevin Arturo Esteban Hernández desapareció el pasado 21 de julio del 2014 en el municipio de Naucalpan, Estado de México. A más de 3 años de su búsqueda, las autoridades municipales no han presentado ningún avance en el rescate de un menor de edad, denunció María Francisca Esteban Hernández, mamá del niño.

De acuerdo con Verne México, publicación perteneciente al diario español El País, Arturo desapareció mientras jugaba con sus amigos en la colonia Lomas de Cadete, en el municipio de Naucalpan de Juárez.

Anuncios

La señora Francisca realmente no puede escribir ni leer de manera completa, por lo tanto, relató su historia a la periodista Eugenia Coppel, quien logró plasmar el dolor de una mujer mexiquense se lleva años tratando de localizar a su hijo.

Según el relato, la tarde del pasado 21 de julio del 2014, Arturo jugaba a la pelota con sus amigos del barrio pero nunca regresó a su hogar. «Desapareció, como si se lo hubiera tragado la tierra. Nadie lo vio.».

Los meses posteriores fueron de angustia y dolor para una mujer que trabaja en la limpieza de hogares. «Yo estaba desesperada: iba todos los días a preguntar si sabían algo de él hasta que los fastidié. Me dijeron que no tenía caso que fuera a menos de que tuviera alguna noticia de mi hijo».

Actualmente Arturo tendría 14 años y estaría en la secundaria ( Foto: Facebook/ Rox Urbiola)

En cada visita a la policía municipal se encontró con cientos de casos similares, familias que como ella pasaban por la misma angustia y desesperación. «Cuando iba a esa oficina veía muchísima gente en la misma situación que yo. Una señora me decía: ‘Es que nosotros no tenemos dinero; nadie nos escucha y nadie nos va a escuchar’. Por eso dejé de ir y empecé a buscar por mi cuenta».

Ante la falta de apoyo e intento de extorsiones de las autoridades, María Fernanda inició la búsqueda e investigación por su cuenta, como cientos de personas que no ven un esfuerzo de las autoridades por apoyar de manera homologada a los familiares de las víctimas. Los lugares fueron muchos, las respuesta fueron las de siempre. «No señora, no lo he visto».

«¡Como quisiera saber leer y escribir, tener un celular y una computadora y a través de eso poder buscarlo!».

Fue entonces que uno de sus patrones la invitó a estudiar para que ganara un poco más de dinero y lograra expandir su búsqueda en redes sociales, pero el dolor, las enfermedades y la pena provocaron que dejara de asistir a clases para adultos mayores.

Ella, tiene el presentimiento que logrará encontrar a su hijo pronto.

Vía: https://culturacolectiva.com/

Anuncios