Vuelven ambulantes con tanques de gas

NAUCALPAN.- Tras 21 meses de haber sido retirados, puestos fijos y semifijos volvieron a instalarse con tanques de gas LP en uno de los dos túneles peatonales que conectan al estacionamiento de Plaza Satélite, en Naucalpan.

Este fin de semana, los locatarios comenzaron a regresar sus negocios de comida, accesorios y ropa en el bajopuente de Circuito Arquitectos.

Al ser cuestionados, los comerciantes no respondieron si cuentan con la autorización de las autoridades municipales, y éstas tampoco proporcionaron información al respecto.

En marzo del 2017, el Ayuntamiento retiró alrededor de 40 puestos en un operativo nocturno debido a que no contaban con permisos vigentes ni tampoco con conexiones seguras de gas LP.

Los afectados acusaron que en ese operativo, los elementos de Protección Civil y la Policía Municipal actuaron de forma arbitraria, ya que no les habían notificado las supuestas irregularidades que tenían los puestos, con el fin de corregirlos.

A quienes utilizan el puente para atravesar Periférico Norte les sorprendió ver de nuevo los puestos.

“La otra vez habían dicho que no tenían la seguridad adecuada y los vuelven a poner. Entonces, hay otra vez riesgo si algo pasa.

“Un problema más es que no dejan pasar como debería ser por el espacio que obstruyen. Al menos espero que recojan su basura y no dejen sucio”, dijo la vecina Paulina Camacho.

En el segundo desnivel, ubicado en Circuito del Parque, la lideresa de la asociación Unión de Colonias Populares de Naucalpan, América Stephen, dijo que los comerciantes ganaron un juicio en enero pasado, el cual les permite volver a operar en ese punto.

Sin embargo, comentó, aún no lo hacen porque esperan que el Municipio les devuelvan los puestos que les quitaron en 2017. La asociación sólo apoya a los locatarios de este túnel, cuyo pavimento quedó dañado luego del operativo.

América Stephen agregó que ya se acercaron a Patricia Durán, quien inicia función como Alcaldesa el 1 de enero, para mejorar la imagen del bajopuente cuando los negocios se vuelvan a instalar.

“Estamos de acuerdo que debemos mejorar el aspecto, se debe remodelar. Por eso trabajamos en un diseño para que luzca bien, agradable y la gente pueda vender sin ningún problema, porque es su fuente de ingresos”, indicó.

De acuerdo con el abogado de los vendedores, Antonio Padilla, están en su derecho de reinstalarse, porque cuentan con previas autorizaciones y habían realizado sus pagos a la Tesorería local.

Vía Reforma.