Secuestro de dos niñas crea grupos de vigilancia vecinal en Naucalpan

NAUCALPAN.- Tras el secuestro de dos niñas de 11 y nueve años de edad, que fueron liberadas cuando vecinos casi linchan a sus captores, los colonos de San Rafael Chamapa se organizaron en grupos de vigilancia y exigen castigo para los tres hombres que fueron llevados al Ministerio Público y liberados horas después; uno de ellos, acusan, es militar.

Regidores de Naucalpan pidieron ante el cabildo, medidas de seguridad para policías de género y para las víctimas, que pasaron 26 horas en el Ministerio Público de la Fiscalía de Naucalpan, para que les fuera recibida su denuncia entre amenazas de familiares de los hombres que secuestraron a las niñas, apuntó Anselmo García Cruz, regidor de la entidad.

El jueves 7 de marzo, cerca de las 21:00 horas, dos niñas de nueve y 11 años de edad fueron subidas a un auto tipo Jetta de color blanco por tres hombres, uno de ellos presuntamente militar, en la sección Valle Dorado de la colonia San Rafael Chamapa.

La madre de una de las niñas escuchó los gritos de su hija cuando la subían al auto y pidió el apoyo de los vecinos que siguieron al auto donde viajaban al menos tres hombres con las dos menores de edad, relató el regidor García Cruz.

Los sujetos, en su huida, ingresaron a una calle cerrada, donde fueron alcanzados por un numeroso grupo de vecinos que los golpeó e intentó lincharlos, dejándolos ensangrentados, por lo que uno de ellos tuvo que ser enviado al hospital.

Al lugar llegaron autoridades municipales, entre ellos policía de género, quienes trasladaron a tres hombres al Ministerio Público de la Fiscalía de Naucalpan, donde el personal “tardó 26 horas para atender la denuncia de los familiares de las dos niñas”, tiempo en que la familia de los detenidos fotografió y amenazó a las madres de las víctimas dentro de las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, lamentó Anselmo García Cruz, quien junto con el regidor Pedro Fontaine Martínez, denunciaron los hechos en sesión del ayuntamiento.

Ante el cabildo, los dos regidores pidieron al ayuntamiento que emitiera un exhorto a la Fiscalía mexiquense a fin de no exponer a las niñas y a sus madres a una doble revictimización y a apoyar a la policía de género que también fue amenazada por los presuntos secuestradores, así como a buscar castigo para los hombres que subieron a su auto a las dos menores de edad.

En tanto, en San Rafael Chamapa, un grupos de vecinos encapuchados se organizaron para dar seguridad a la zona, con la revisión de autos y unidades de transporte, lo que “nos da un poco de tranquilidad”, señalaron habitantes de esta zona considerada de alto riesgo.

Fuente El Universal.