Saqueo indiscriminado en el OAPAS de Naucalpan

NAUCALPAN.- Los niveles de corrupción al interior del Organismo Público Descentralizado para la Prestación de los Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Naucalpan (OAPAS) han crecido significativamente durante la administración 2019-2021 de la mano del “panista”, Ricardo Gudiño Morales, quien copado por intereses económicos ha permitido el saqueo indiscriminado del presupuesto de la dependencia.

Las investigaciones en curso ordenadas por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) a los contratos suscritos con empresas como Calula S.A. de C.V. y Maxichan apuntan a una esquematización planeada para la triangulación de recursos públicos que finalmente han terminado en los bolsillos de Ricardo Gudiño, director general de OAPAS; Gregorio Ramos Ramírez, director de construcción, y de Paulo de Jesús Lara Saavedra, quien funge como secretario particular del titular.

Los escándalos públicos en OAPAS, solapados por funcionarios del gobierno morenista, han permitido que el Organismo del Agua en Naucalpan se haya convertido en un ente gubernamental sin principios ni moral.

El primer gran escándalo que se dio en la gestión de Ricardo Gudiño fue precisamente por su causa, ya que extrañamente y con la abundancia económica que le produjo el manejo de un presupuesto millonario, demolió una casa de su propiedad en Naucalpan para inmediatamente reconstruirla; algo similar sucedió con Ramos Ramírez y Lara Saavedra, el primero adquirió durante la presente gestión de gobierno terrenos aledaños a su casa de Lomas de San Agustín, mientras que Lara Saavedra fue más lejos, ya que sintiendo que la colonia Lomas de San Agustín, enclavada en Naucalpan y de la que es vecino de Ramos Ramírez, ya no concordaba con su nuevo “estatus social”, construyó su nueva residencia en Interlomas.

Los “nuevos ricos”, como se les conoce a estos funcionarios de OAPAS, también se han visto envueltos en otro tipo de problemas, por ejemplo, Gregorio Ramos Ramírez, quien funge como director de Construcción y que lleva más de 15 años trabajando dentro del Organismo del Agua, donde lo mismo ha trabajado con PAN, PRI (donde coincidió con Ricardo Gudiño en la administración de David Sánchez Guevara) y ahora con Morena, ha vivido dos escándalos con féminas durante la presente administración; uno fue en e2020 poco antes de la pandemia y el otro hecho, este año, cuando dos mujeres se enfrascaron en una discusión que terminó en golpes dentro de las instalaciones de OAPAS en Tlatilco, una de ellas empleada del organismo y la otra externa, ambos hechos fueron del conocimiento de Gudiño, sin que se hubiera presentado ninguna sanción para los involucrados.

Otro hecho por demás vergonzoso para la imagen del gobierno municipal y la 4T, fue la aparición en redes sociales de Paulo de Jesús Lara Saavedra, particular de Ricardo Gudiño, presumiendo sin reparo la propiedad de un vehículo deportivo de lujo (Lamborghini), tal como lo hace ahora con su ostentosa residencia en Interlomas, las imágenes de esta que obran en nuestro poder demuestran que la 4T les ha servido de escaparate a estos “honestos” funcionarios para enriquecerse vilmente. En nuestra siguiente entrega daremos cuenta del destino de los recursos para la puesta en marcha de la Fuente en el parque Revolución ubicado en el centro de Naucalpan… AÚN HAY MÁS.

POR PABLO CRUZ ALFARO
[email protected]
@POLIGRILLA1