Realizan caravana en protesta por intento de destrucción de Centro para discapacitados

NAUCALPAN.- Esta mañana vecinos de Lomas de Bellavista y familias de niños discapacitados del Centro de Educación Especial realizaron una caravana automovilística para protestar en contra de los planes de la fraccionadora Residencias Modernas S.A. de C.V. (FRISA), la cual pretende destruir el centro y el parque comunal para realizar en esos predios una plaza comercial.

Desde las 9 de la mañana comenzaron a reunirse familias y vecinos de la zona en la Avenida Club de Golf para transitar por la Avenida Fuentes de Satélite, en apoyo de los niños con parálisis cerebral y autismo que acuden a dicho centro para ser tratados, así como en defensa del parque de los vecinos de Lomas de Bellavista.

Anuncios

Fue el 11 de junio cuando hubo un intento de desalojo por parte de la constructora, con ayuda de elementos de seguridad pública, evento que causó conmoción en la comunidad pues se observaron varias patrullas afuera de las instalaciones, así como a padres de familia preocupados por la situación de sus hijos y familiares, pues además de ser discapacitados son de bajos recursos.

El desalojo se evitó gracias a un amparo promovido por la unión de las asociaciones de colonos de Lomas de Bellavista, las Colonias del Pueblo de Calacoaya, Club de Golf Bellavista, Unión Atizapense y Fuentes de Satélite.

La posesión del terreno en cuestión se encuentra en litigio, pues FRISA reclama la propiedad del predio que la Asociación San Luis Gonzaga señala fue una donación realizada en 1984 a favor de su fundador José Armando Gordillo. En esta misma situación se encuentra el terreno donde se ubican el parque comunal y las instalaciones de la Asociación de Colonos de Lomas de Bellavista, pues los residentes señalan que el predio pertenece a todos los vecinos.

Esta no es la primera vez que hay un conflicto similar en dicho fraccionamiento, pues habrá que recordar que hace unos años (2012) hubo una disputa entre la constructora y vecinos de Lomas de Bellavista por el terreno donde hoy se ubica el Chedraui y que está a unos escasos metros del Centro de Educación Especial.

En ese caso, los vecinos denunciaron irregularidades en el proyecto de construcción ya que carecía de los permisos de impacto regional y solicitaban la suspensión de la obra.

Asimismo señalaron que de hacerse, esto traería afectaciones vehiculares y otro tipo de negocios como bares y tienditas que afectarían la plusvalía de la zona.

Sin embargo, FRISA eventualmente resultó ganador y en la temporada de vacaciones introdujo maquinaria para limpiar el terreno donde construyó la plaza comercial, en donde hasta la fecha siguen existiendo locales desocupados.

Redacción Región MX.