Piden no pagar impuestos por aprobación de Plan de Desarrollo de Naucalpan

NAUCALPAN.- Tras la aprobación del Plan de Desarrollo Urbano, en la víspera de la Navidad, líderes vecinales de Naucalpan han iniciado campañas de resistencia civil para promover que los contribuyentes no paguen puntualmente el impuesto predial y por el servicio de agua potable, hasta en tanto no se plantee uno nuevo que considere la opinión de los ciudadanos, como una forma de mostrar su inconformidad ante la autorización de este documento que definirá el futuro de este municipio para los siguientes 30 años y en el que aparentemente no se consideró la voluntad popular.

A través de grupos vecinales de seguridad, ciudadanos de fraccionamientos residenciales como Ciudad Satélite, La Florida, Lomas Verdes y Echegaray, han convocado a sus homólogos a no realizar el pago hasta después del proceso electoral de 2021, como una forma de castigo para el gobierno local, quien presuntamente no escuchó las demandas de la gente, al realizar la consulta ciudadana en medio de la contingencia sanitaria de la covid-19 y aprobar este plan sin el consentimiento de los naucalpenses, lo que, aseguran, detonará la urbanización del territorio.

El presidente del Consejo de Participación Ciudadana (Copaci) de La Florida, Eduardo Murguía, consideró que se trata de una acción ciudadana que ha sido bien recibida por la mayoría de los residentes de este residencial y de otros aledaños, pues la mayoría de los naucalpenses se encuentran molestos por la aprobación del plan el pasado 21 de diciembre.

Explicó que la propuesta, que han hecho vecinos y han apoyado varios líderes vecinales, es que no se realice el pago de los impuestos municipales hasta que el cuerpo edilicio cancele dicho proyecto y proponga una nuevo en el que se considere a la ciudadanía desde su planteamiento, para que sea ésta quien defina los cambios de uso de suelo o densidad que deben permitirse o rechazarse, con base en las necesidades de cada uno de los fraccionamientos.

SE APRUEBA PLAN EN LA VÍSPERA DE LA NAVIDAD

Y es que, el pasado 21 de diciembre, el Cabildo de Naucalpan aprobó, por mayoría de votos, el nuevo Plan de Desarrollo Urbano, en medio de señalamientos de que los ediles de oposición de los Partidos Acción Nacional e independiente, así como la primero síndico y la décima regidora, ambas de Morena, intentaban engañar a la ciudadanía, con un interés político, mientras que éstos acusaron a sus homólogos de aceptarlo aun cuando no existió tiempo para su revisión puntual y sin haber transparencia en las propuestas que se consideraron de la consulta ciudadana limitada en la que participaron los naucalpenses.

Asimismo, criticaron que el proyecto aprobado fuera presentado como una actualización del plan existente, cuando se informó desde el inicio que se trataba de un proyecto totalmente nuevo, por lo que llamaron a no confundir a los naucalpenses.

En este marco, la alcaldesa Patricia Durán Reveles aseveró que el nuevo plan permitirá otorgarle a Naucalpan una planeación ordenada, lo que posibilitará el construir una mejor ciudad para las futuras generaciones, pues con él se buscará frenar la expansión irregular de viviendas, incentivar el desarrollo de la economía y reactivar las zonas industriales, incluso, transformándolas como nuevas zonas habitacionales.

HASTA 80% DE LOS CIUDADANOS PAGAN IMPUESTOS EN EL PRIMER TRIMESTRE

De acuerdo con Eduardo Murguía, hasta el 80 por ciento de los ciudadanos que habitan en estos fraccionamientos pagan el impuesto predial durante los primeros tres meses del año, con la intención de aprovechar los descuentos por pronto pago; no obstante, en esta ocasión están dispuestos a sacrificar ese beneficio fiscal, con tal de que se dé revés al plan aprobado y que, a decir de los vecinos, impactará en la dotación del servicio de agua potable, pues sobreexplotará aún más las fuentes de distribución como el Sistema Cutzamala y los pozos existentes.

Asimismo, consideró que el nuevo plan apuesta por la urbanización de estos fraccionamientos, toda vez que convierte el uso de suelo de exclusivo a mixto de bajo impacto, lo que originará que la construcción mínima de una vivienda pase de 180 a 130 metros cuadrado y que ahora se edifiquen 50 viviendas por hectárea, cuando antes solo se levantaban 33, entre otros cambios que apuesta por crecer las zonas comerciales y habitacionales.

«La propuesta está enfocada en que el gobierno municipal nos voltee a ver a los ciudadanos y nos escuche, pues las más de 15 mil cartas ciudadanas que metimos las distintas asociaciones de colonos, no han tenido una sola respuesta, por lo que queremos que cancelen el plan y elaboren uno nuevo», dijo.

ADVIERTEN QUE AFECTARÍA PRESTACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS

Al respecto, la décima regidora del Partido Acción Nacional, María Paulina Pérez González, señaló que se comprende la molestia de la gente ante la aprobación de dicho plan en el que los ciudadanos no fueron ampliamente consultados en muchos aspectos, como los cambios de uso de suelo o de densidad que se proponen en el mismo; sin embargo, advirtió que la decisión de no pagar el impuesto predial podría originar un efecto dominó que afecte los servicios públicos que debe ofrecer la administración pública.

Recordó que los servicios públicos se brindan con recursos que el ayuntamiento recibe de la recaudación y que este año se vuelven más dependientes de ésta, ante los recortes presupuestales que definió el gobierno federal y por los que Naucalpan dejará de recibir 400 millones de pesos que ya no se usarán para obras o servicios públicos.

«Desde mi particular punto de vista, se entiende el enojo de los ciudadanos y somos empáticos con quienes vivimos aquí y no fuimos consultados, pero no nada más están castigando a quienes votaron a favor de este plan, sino que se afecta a toda la función pública, pues, de ahí, se pagan los salarios de muchos trabajadores de servicios públicos y seguridad y los servicios públicos que todos los días recibimos en nuestros hogares», puntualizó.

BAJA ASISTENCIA DE CONTRIBUYENTES EN MÓDULOS DE PAGO

La propuesta ha sido aceptada por vecinos de otros fraccionamientos con Ciudad Satélite, quienes han mostrado su apoyo a este acto de resistencia civil y han señalado que retrasarán su pago hasta que el gobierno municipal atienda su preocupación o cuando termine el proceso electoral, donde también mostrarán su rechazo a esta aprobación.

Al realizar un recorrido por la carpa que fue habilitada para el pago del impuesto predial en la explanada municipal, La Silla Rota constató una baja afluencia de contribuyentes este miércoles, a pesar de que, en años anteriores, se registraba una buena respuesta al programa de descuentos por pronto pago. En esta ocasión, la asistencia no superaba las 30 personas, quienes tuvieron que respetar el protocolo sanitario que se dispuso, aun cuando estas oficinas se encuentran a un lado de Módulo Triage.

Trabajadores de la Tesorería Municipal de Naucalpan confirmaron que, hasta el mediodía, la asistencia de la población había sido baja, lo cual también sucedió este martes, aunque aclararon que el pasado lunes 04 de enero la respuesta de la gente fue buena, por lo que es probable que el comportamiento sea resultado del festejo del Día de Reyes.

Por su parte, el Ayuntamiento de Naucalpan aseguró que se ha registrado una numerosa asistencia en los primeros días de la recaudación del impuesto predial, pues los contribuyentes han aprovechado los descuentos de hasta 34 por ciento para grupos vulnerables, así como del ocho por ciento para quien pague en enero, del seis por ciento en febrero y del cuatro por ciento en marzo.

«Hay muy buena participación de los vecinos. He podido recorrer las siete oficinas que tenemos y, en todas, la gente acude muy contenta. Hemos podido constatar el enorme compromiso de la gente de la tercera edad, que son los primeros en acudir y a quienes siempre les hemos reconocido y les damos una atención personalizada y preferencial», indicó el tesorero, Leopoldo Corona Aguilar.

Vía La Silla Rota.