Molesta a estudiantes de FES-Acatlán prohibición de grabar clases en línea

NAUCALPAN.- La comunidad universitaria de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán expresó su desconcierto y molestia por la decisión que tomó el Consejo Técnico de ese plantel, dependiente de la Universidad Nacional Autónoma de México, respecto a la determinación de prohibir que estudiantes graben las clases en línea o tomen fotos de las sesiones educativas.

Después de que la institución ubicada en Naucalpan advirtiera a la comunidad universitaria que no se podrán siquiera hacer capturas de pantalla, a menos que exista un permiso por escrito, los estudiantes comenzaron a externar su enojo a través de las redes sociales, misma vía por donde la FES Acatlán dio a conocer el acuerdo del Consejo Técnico.

“No se podrán hacer capturas de imágenes, grabar, ni difundir por ningún medio las clases en línea, así como las actividades para las evaluaciones y presentaciones en la misma modalidad en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, sin el consentimiento por escrito de quien imparta dichas actividades”, anunciaron las autoridades universitarias a través de su cuenta de Twitter, dando a conocer los acuerdos de la sesión del pasado 13 de octubre.

Como advertencia al incumplimiento de estas determinaciones se estableció lo siguiente: «De lo contrario, la persona que se considere afectada, deberá informar a su área de adscripción, así como a la Unidad de la Oficina Jurídica para iniciar el procedimiento correspondiente, y en su caso, se sancione al responsable con base en la Legislación Universitaria».

La decisión de las autoridades educativas generó reacciones de rechazo de estudiantes, quienes por el mismo canal de comunicación han manifestado que se trata de un ataque a las libertades y representa un atentado a la libre manifestación de información.

Algunos de los cuestionamientos de la comunidad universitaria van en el sentido de que con esto se trata de ocultar ineficiencias y fallas en toda la dinámica de las clases en línea, además de que los estudiantes se preguntan si acaso quieren tapar actitudes prepotentes e intolerantes de algunos profesores, tal y como se ha dado a conocer recientemente en el caso de otras universidades.

Vía La Prensa.