Finanzas en ruinas; Naucalpan da marcha atrás a préstamo de 38 MDP, salarios siguen pendientes

NAUCALPAN.- Los empleados tienen que pedir dinero prestado o solicitar apoyos a sus familiares para solventar sus necesidades básicas
Trabajadores del Ayuntamiento de Naucalpan tienen temor e incertidumbre a casi diez días de retraso en el pago de la quincena correspondiente al 15 de junio.

La falta de información y transparencia de parte de las autoridades municipales ha dado pie al surgimiento de rumores que no abonan a dar tranquilidad a quienes esperan sus pagos correspondientes con urgencia.

“Dicen que no hay dinero (…) que van a tardar hasta tres quincenas en pagarnos”, “nos pueden despedir si nos quejamos”. Estas son algunas reacciones de burócratas que tienen temor al hablar de la situación financiera interna por la que atraviesa el Ayuntamiento.

Finanzas en ruinas

La mala situación financiera no es un secreto. Desde el lunes pasado se dio a conocer que el Ayuntamiento solicitará un préstamo por 38 millones de pesos para solventar los adeudos que se tiene en relación a los pagos de algunos empleados.

Sin embargo, este miércoles el gobierno local dio marcha atrás a la solicitud del préstamo. Mediante un aviso por escrito, el departamento de Tesorería anunció durante la sesión de cabildo que el crédito ya no era necesario, pues había encontrado “otra opción”, aunque no la dio a conocer.
En el documento emitido por el departamento de Tesorería se señaló lo siguiente:

“En relación al oficio TM/2530/2021 me permito hacer de su conocimiento que la tesorería municipal solicita que se baje del orden del día del cabildo del 23 de junio, el punto relativo a la aprobación de un crédito por 38 millones de pesos. Lo anterior por no ser necesario, ya que se encontró una opción más rentable para el Ayuntamiento”.

Ninguno de los integrantes del cabildo presentes (síndicos y regidores) cuestionó cuál era esa “opción” a la que se refería el tesorero Leopoldo Corona Aguilar.

Después de este anuncio, este medio entrevistó a trabajadores del Ayuntamiento que se han visto afectados con el retraso de los pagos. Los empleados confiaban en que, con la solicitud de este crédito, se regularizarán sus pagos. Por lo que ahora tienen menos certeza en la forma en la que se resolverá el problema.

Mientras el gobierno dio marcha atrás a la solicitud del crédito, los empleados tienen que pedir dinero prestado o solicitar apoyos a sus familiares para solventar sus necesidades básicas. Los empleados que dieron su testimonio prefirieron no revelar su nombre por temor a represalias.

“Da temor reclamar…”

“La situación es que no nos han pagado la primera quincena correspondiente al mes de junio y ya se viene la próxima quincena. Lo peor es que nadie nos da información o una explicación sobre el retraso”, expresó una empleada que labora en el área del Sistema Municipal DIF.

“Da temor reclamar algo porque sientes que te pueden correr o que te pueden meter en la lista de los siguientes despedidos, ese tipo de represalias me genera cierto temor, aunque es algo que sabes que te pertenece. Antes de estos retrasos despidieron gente, y ahora sucede esto, que no nos llega el pago”, añadió.

La trabajadora compartió que ha tenido que acudir al apoyo de su familia para obtener ingresos económicos ante dicho retraso. “Ahorita hablé con mi papá para que me presté dinero, y para que los siguientes fines de semana yo pueda trabajar en el negocio que él tiene, eso me ayudaría para cubrir gastos básicos como pasajes y comida”.

“Hay compañeros que tienen hijos y más familia que la están pasando difícil. No tenemos certeza, porque nadie nos da una explicación sobre nada. Se ha llegado a escuchar que podrían retrasar el pago hasta tres quincenas, pero todo es rumor”, compartió.

Por su parte, una empleada de la subdirección en el área de Atención al Público señaló que las anomalías iniciaron con la pasada campaña electoral. “Desde entonces las quincenas se empezaron a retrasar tres o hasta cinco días, pero esta vez ya pasó más de una semana”.

“Los rumores son que no hay dinero y que están esperando un préstamo para cubrir algunos gastos”, relató.

La mujer, que tiene un sueldo alrededor de cuatro mil pesos, comentó que la carga laboral es la misma a pesar de la ausencia del pago. “A los únicos que se les depositó fue a los que son sindicalizado, a nosotros nada”.

Al igual que su compañera, tiene que recurrir a otros espacios laborales para mantener sus gastos, ya que cuenta con dos familiares que dependen de sus ingresos.

Un problema añejo

Los testimonios coinciden en que los retrasos o la falta de pagos de salarios ocurren con frecuencia al final de cada administración, sobre todo en su último año. Sin embargo, detallan que dichas anomalías ocurren a partir del mes de noviembre o diciembre.

“Ahora lo estamos viviendo ya desde junio, a seis meses de que se vaya esta administración y eso es lo que nos sorprende en esta ocasión; por lo que hay temor de que la falta de pago de esta quincena se acumule a las siguientes”, dijo una de las personas consultadas.

Al ser consultado por este medio, el regidor independiente Regidor Anselmo confirmó que no se cuenta con más información en relación a la opción que sustituirá el préstamo que se solicitaría para solventar dichos pagos.

“Mi preocupación es que ojalá, esa opción resuelva las necesidades urgentes que tiene el Ayuntamiento, y que son indispensables, porque se trata de trabajadores que no han recibido su salario, de familias que van al día. Muchos están preocupados por llevarles la alimentación a su familia, tienen que pagar renta, luz, transporte.”

Entre los trabajadores del Ayuntamiento que no han recibido el pago de la quincena se encuentran regidores integrantes del cabildo. Y hay reporte de empleados de confianza que tienen hasta un mes sin cobrar.

Vía AD Noticias.