Escultura es desmantelada y vendida por kilo en Naucalpan

NAUCALPAN.- El llamado “Mono de fierro”, cuyo nombre real es la “Oda de Hierro”, es un monumento dedicado al obrero creado por el escultor Eduardo Xochitiotzin, que empezó a ser desmantelado por traficantes de metal que llegan al sitio con barretas y le desprenden las placas de acero que lo conforman, alertó Cuauhtémoc Rodríguez, integrante del movimiento Naucalpan Arte y Cultura.

El pie izquierdo del obrero, realizado con placas de acero soldado, empezó a ser desmantelado; la escultura de mide 40 metros de altura y está ubicada en la vía Gustavo Baz y Primero de Mayo, bajo un distribuidor vial, que nulifica la visibilidad de esta obra representativa del dadaísmo o arte basura, señaló el arquitecto.

La escultura el obrero de Naucalpan llegó a la avenida Primero de Mayo a principios de los 70, dijo Cuauhtémoc Rodríguez.

La obra —construida con desecho de materiales industriales— representa al hombre como fortaleza del desarrollo económico.

No obstante al construir el distribuidor vial de la avenida Primero de Mayo, la escultura fue movida y quedó oculta bajo los puentes, con árboles alrededor y hoy la maleza ya lo tapó y lo rodean puestos metálicos.

“No soy el ‘mono de fierro’, tampoco soy el ‘muñeco de acero’, soy la Oda de Hierro”, señala una placa colocada a un costado de la escultura.

Hay un baño público adosado a la escultura y un puesto; además toman la escultura como tendedero. “Lo grave de esto es que al pie ya le robaron la mitad del zapato para venderlo por kilo, empezaron a desmembrarlo”, alertó el arquitecto.

Los ladrones llegan con barretas, truenan el metal y desprenden piezas, por lo la escultura está en riesgo, reiteró Rodríguez Gracia.

“La propuesta es reubicarla, que regrese a un punto más visible, como Primero de Mayo y Periférico, que forme parte del rescate de esta zona industrial que hoy son bodegas abandonadas que incluso se usan para cultivos de marihuana.

“Esta reubicación debe formar parte del rescate de la avenida Primero de Mayo para que este corredor industrial deje de ser parte sólo de la nota roja y recobre la importancia que tuvo hace unas décadas, reiteró el arquitecto Cuauhtémoc Rodríguez.

Naucalpan Arte y Cultura también impulsa el rescate del Acueducto de Los Remedios y sus dos sifones; los tlacuilos que están bajo el palacio municipal en una fuente, así como el relieve mural del IMSS. También la pirámide del Conde, el petroglifo del Cerro de Moctezuma y el puente del Camino Real de la calle de Mexicas.