Enfermas convalecientes; embarazadas y madres solteras son las despedidas de la administración municipal

NAUCALPAN.- Despidieron de su trabajo en plena convalecencia de una operación que le practicaron en el estómago a la policía municipal de Naucalpan Ascensión Corrales López, para extraerle un tumor de cinco kilos 400 gramos de peso; además, también dieron de baja a una embarazada y a otras madres solteras; junto con ellas a 65 policías más el pasado 24 de noviembre, tres de los cuales este miércoles 28 del mes presente denunciaron en la Fiscalía Especializada Para Delitos Cometidos por Servidores Públicos (Fepdcpsp) “el abuso de autoridad del que hemos sido objeto”, expresó Guadalupe “N”.

Agregó que la Fepdcpsp no inició la carpeta de investigación sobre la queja por abuso de autoridad que pretendieron hacer los policías, porque recomendó a los denunciantes primero acudieran a la Delegación de la Procuraduría Federal para la Defensa de los Trabajadores (Pfpdt) ubicada en los Reyes Iztacala, Tlalnepantla.

Los policías municipales despedidos se quejan que fueron dados de baja arbitrariamente, pues nunca les dieron derecho de audiencia no se les notificó por escrito el despido, ni fueron vencidos en un juicio, afirma la entrevistada.

Dijo que aun cuando muchos llevan hasta 32 años de servicio y “han sido cumplidos en su trabajo”, el viernes pasado sólo les notificaron: “estas dado de baja porque tenían asuntos administrativos pendientes”, sin más argumentación; pero, en realidad, dice, lo que quiere la administración municipal de Naucalpan es evadir el pago de aguinaldo, pues se encuentra en quiebra y es a ellos a quienes quiere sacrificar y para eso les “están inventado la baja”; aunque se sabe que el Alcalde Víctor Astorga pretende despedir a por lo menos 300 empleados municipales asignados en distintas áreas administrativas.

Explican que el 25 de noviembre el Comisario Luis Alberto Casarrubias informó que los 65 policías municipales en activo hasta la primera quincena de noviembre, fueron dados de baja luego de comparecer ante la Comisión de Honor y Justicia (CHyJ) acusados de faltas injustificadas, incapacidades no válidas y no aprobar exámenes de control de confianza; pero, argumentan los policías, “nunca comparecimos en la CHyJ” ,ni se nos dio derecho de audiencia y defensa.

Ascensión Corrales López fue operada el 15 de noviembre en el hospital del Issemym de los Reyes Iztacala, Tlalnepantla, de donde la dieron de alta el 19 del mismo mes y le extendieron incapacidad desde el 14 del mismo mes al 11 de diciembre, pero la autoridad de Naucalpan, sin respetar su derecho laboral, le notificó su baja; la mujer argumenta que, además de ser el sostén de sus padres, su despido es injustificado y, además, necesita la seguridad social de su trabajo porque todavía le deben de practicar más estudios médicos y clama por ayuda al Gobernador Alfredo del Mazo Maza y a los diputados de Morena (Quienes se la pasan ladrando en las calles, cafés, restaurantes y foros por las mujeres muertas y no se preocupan por las vivas, como el caso arriba señalado).

Vía David Esquivel / http://omvradio.com.