El espíritu industrial de Naucalpan simbolizado por ODA DE HIERRO

NAUCALPAN.- El Jefe del Archivo Histórico de Naucalpan, Hugo Hernández Álvarez, confirma que se trata de una donación de los industriales de la década de los 60.

La estatua conocida por los vecinos como Mono de Fierro fue creada por el escultor Eduardo Xochitiotzin en 1967 y se colocó entre la vía Doctor Gustavo Baz y la Avenida Primero de Mayo.

Empresarios de aquella época tuvieron la idea de crear una obra que fuera un punto focal al lugar como uno de los municipios más industrializados del país. Para ello, donaron placas de acero, a fin de crear una figura que representara al hombre como fortaleza del desarrollo económico.

Se instaló en Tlatilco y se convirtió en uno de los símbolos de Naucalpan. Con sus 53 años de historia, la Oda de Hierro mantiene su grandeza a pesar del tiempo.

La obra de Xochitiotzin, de quien no se tienen registrados más trabajos, contempló desde el principio una estatua sin pintura y sin acabados especiales. El tono oxidado que hoy luce lo ha conseguido a lo largo del tiempo con la lluvia y sol.

La escultura Oda de Hierro se mantiene firme como un ícono artístico que refleja la identidad trabajadora de la población de Naucalpan y la vocación industrial del municipio, que lo coloca además como un referente económico en el Estado de México, al aportar más del 18 por ciento del Producto Interno Bruto de la entidad.