El centro de Naucalpan seguirá cerrado por obras de reencarpetamiento

NAUCALPAN.- A pesar de que, desde el pasado lunes 06 de julio, los comercios establecidos en la zona de San Bartolo, en Naucalpan, pudieron reabrir sus puertas, la circulación continúa cerrada para los vehículos que desean transitar por el primer cuadro de esta localidad, debido a los trabajos de sustitución del drenaje, rehabilitación de la red de agua potable y sustitución de la carpeta asfáltica.

Hasta este miércoles, las avenidas Gustavo Baz, José María Morelos y Pavón, 16 de septiembre, Benito Juárez y Abasolo, se mantienen cerradas con vallas que son resguardadas por más de medio centenar de elementos de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal, para impedir que algún vehículo intente atravesar por ellas.

Anuncios

Sin embargo, las calles fueron reabiertas para el tránsito peatonal, donde desde este lunes se incrementó la movilidad, aunque los comercios establecidos en esta zona, se mantienen con poca afluencia de clientes.

«Están muy bajas las ventas, esperemos que pronto se recuperen, porque esto está muy triste y no vamos a poder aguantar más tiempo así», comentó don Ignacio, un comerciante de San Bartolo.

El secretario de Gobierno de Naucalpan, Mauricio Aguirre Lozano, informó que, desde el inicio de la Fase 3 del COVID-19, la movilidad se redujo hasta en 90 por ciento en la zona centro de este municipio, por donde transitaban 130 mil personas diariamente hasta antes de la pandemia.

Indicó que, hasta que no cambie el Semáforo Epidemiológico de color, el cual se mantiene en rojo, las calles permanecerán cerradas para evitar al máximo la concentración de personas y, por ende, los contagios, aunque algunas vialidades tendrán que permanecer cerradas por más tiempo, debido a los trabajos de rehabilitación que se llevan a cabo en esta región.

El funcionario municipal explicó que las obras registran un avance de 90 por ciento en la zona oriente y de 40 por ciento en la poniente, en las cuales se ha contemplado también la ampliación de las áreas peatonales y la reducción del arroyo vehicular, por lo que se prevé que el comercio ambulante que existía hasta antes de la contingencia, no regrese a este punto.

Apuntó que, desde que fueron retirados de esta región, el gobierno municipal sostiene pláticas con los líderes de los más de 360 vendedores que ocupaban las calles, con la intención de hacer una reubicación consensuada con los comerciantes, para recuperar el espacio público, sin que se perjudique a quienes se dedican a esta actividad.

Aguirre Lozano comentó que también se trabaja con los transportistas que tienen sus bases en el centro de Naucalpan, de quienes reconoció su sensibilidad y apertura, con la intención de que se puedan redifinir nuevas paradas y paraderos para eficientar la movilidad en este lugar.

Vía Hoy Estado.

Compartir