Detienen a banda de asaltantes de transporte público en Naucalpan

NAUCALPAN.- En menos de un minuto robaban a sus víctimas, ordenando a los choferes a detenerse para poder escapar entre las calles de Naucalpan.

Los robos al transporte público se han convertido en la pesadilla de todos lo días en Naucalpan, Estado de México.

Anuncios

Por lo que esta semana nuestro compañero Carlos Jiménez en “Tras la pista” nos trae el caso de una banda de asaltantes que vio frustrados sus ataques a la ciudadanía gracias a la inteligencia policial.

Todo comenzó con tres jóvenes que fingían ser un grupo de amigos cualquiera que abordaba el trasporte público; incluso uno de ellos saludaba al momento de subir a la “combi”.

Pero en realidad esta tercia formaba parte de una banda de ladrones que se dedicaba a atracar a en estas unidades a quienes iban por la mañana a trabajar, en los límites entre la capital y el Estado de México.

Por medio de amenazas, en menos de un minuto robaban a sus víctimas, ordenando a los choferes a detenerse para poder escapar.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) recibió una serie de denuncias por estos atracos y entonces comenzó una indagatoria para dar con los delincuentes.

“Durante el trayecto de este vehículo de transporte sacaba cada uno un cuchillo, amenazaba a sus víctimas, los despojaban de sus pertenencias; principalmente teléfonos celulares, carteras con dinero, algunas tarjetas bancarias donde hicieron disposiciones de dinero y cargos”, relata el Fiscal de Naucalpan, Pedro Gutiérrez Campuzano.

Así, con los datos aportados por las víctimas y el rastreo del lugar donde fueron utilizadas las tarjetas de bancarias, los agentes comenzaron a seguirle la pista a los delincuentes.

Supieron entonces que utilizaron las tarjetas en un centro comercial precisamente en la zona límite entre la ciudad y el Estado de México, muy cerca del punto en donde se registraban los robos.

Los elementos analizaron las imágenes de los ladrones y encontraron una coincidencia con sus archivos. Uno de los tres sujetos, ya había estado en la cárcel por el mismo delito.

“Con medias filiaciones se empieza a hacer el trabajo de campo estableciendo los puntos de mayor índice que en este caso era Primero de mayo, Río Hondo y La Cañada que es donde ellos radican”, cuenta el comandante de Naucalpan, Armando Ramírez Reyes.

Con la difusión del video de un atraco, el análisis de los horarios y el modo de operar de los ladrones, se definió montar un operativo encubierto en el que los investigadores fingieron ser usuarios de transporte y atraparon a los ladrones justo cuando estaban cometiendo otro robo, para presentarlos ante el Ministerio Público.

Tras la detención, los agentes de la FGJEM supieron que uno de estos tres delincuentes que respondían a los apodos de “El Chucky”, “El Chipo” y “El Flaco”, era menor de edad. Actualmente todos se encuentran presos en penales estatales a la espera de ser sentenciados.

Vía Paco Zea.

Anuncios