Dejan Naucalpan sin mobiliario

NAUCALPAN.- Sin escritorios, teléfonos ni silla dejaron la oficina de la presidencia municipal, cuyos muros quedaron muy dañados, informó el secretario de Gobierno del ayuntamiento, Manuel Espino Barrientos, durante un recorrido realizado por EL UNIVERSAL en el espacio que ocupó hasta el 31 de octubre pasado el alcalde panista Víctor Gálvez Astorga.

La nueva presidenta municipal, la morenista Patricia Durán Reveles, no ha podido despachar en su oficina porque su antecesor la dejó prácticamente sin mobiliario.

Manuel Espino además mostró muros rotos en pasillos semiocultos, cables colgando y soportes para pantallas planas sin televisiones.

Ante estos señalamientos, Agustín Belgodere Hernández, quien fue vocero de la administración de Gálvez Astorga, afirmó que los muebles de la oficina de la presidencia municipal “eran privados, [pero toda la infraestructura del resto de la alcaldía] quedó intacta, incluso en mejor estado que cuando la recibimos (…) Con infamias no se gobierna”, expuso al grabar un video de lo que fue el área de Comunicación Social.

En la cocina de la alcaldía las puertas estaban tiradas, no había refrigerador ni horno de microondas, comentaron empleados de la nueva administración.

“Hemos limpiado tres veces el polvo y la mugre acumulados en la sala de juntas de la presidencia municipal, donde había huellas de zapatos sobre la mesa”, agregaron.

Otras áreas alternas también fueron saqueadas, dijo Espino, quien enfatizó que “si así está la presidencia municipal, imagine cómo están el resto de las oficinas”.

Comunicación Social quedó apestosa, en lo que fue la sala de redes sociales las computadoras están tiradas en el piso, pues no hay ni mesas, acusó Norma García, titular de esta área, quien mostró oficinas que Belgodere no grabó en su video.

Luis Agustín Torres López, director del Parque Naucalli, dijo que los dejaron sin escobas, trapeadores cubetas y sin mobiliario en oficinas, así como sin equipo para cegar el pasto; además de que los auditorios y aulas están destruidas.

Vía El Universal.