Alcaldesa de Naucalpan celebra su boda con 150 invitados pese a pandemia de COVID-19

NAUCALPAN.- Ayer sábado 19 de diciembre, la alcaldesa de Naucalpan, en el Estado de México, la morenista Patricia Durán Reveles, publicó en su página de Facebook, al medio día, la leyenda “Quédate en Casa”, recordando que esta entidad pasó a Semáforo Rojo desde el pasado viernes.

Unas horas después, cambió la foto de portada por la de “Alerta Covid Estamos en semáforo Rojo”, advirtiendo a la población que no saliera.

Sin embargo, la misma Patricia Durán no respetó las reglas sanitarias, sobre todo en lo referente a no salir y en la prohibición de hacer fiestas o reuniones.

A la una de la tarde del sábado se encontraba en un jardín de eventos de Cuernavaca, Morelos, a unos 100 kilómetros de su municipio, donde se casó con Lázaro Gaytán, excomisario de Seguridad Ciudadana, con la presencia de más de 150 invitados.

Naucalpan está en semáforo Rojo, pero Durán Reveles aprovechó que el estado de Morelos se encuentra en alerta Naranja para poder realizar la boda que, según la invitación publicada en redes sociales, consistió en la ceremonia por el civil, acompañada por un brindis en el jardín, seguida de un banquete en un salón privado, para terminar con una cena de gala.

Los invitados empezaron a llegar por diferentes entradas y, para no arruinar el maquillaje, algunas mujeres no usaban cubreboca, y sólo se protegían con caretas transparentes.

Se montó un estricto operativo de seguridad, y solo con invitación se podía pasar al jardín a través de esta reja con la Leyenda “Prohibida la entrada. Área exclusiva para huéspedes”.

Se pudo constatar que los invitados no guardaban la sana distancia, y varios de se quitaron el cubreboca.

Al término de la ceremonia, los asistentes hicieron fila y se aglomeraron para felicitar a los novios.

La novia los saludaba de puño y después los tomaba del antebrazo.

Durante el cóctel, varios jóvenes que platicaban no usaban cubreboca y no guardaban la sana distancia.

Uno de ellos incluso lo tenía colgado de la mano izquierda mientras que en la derecha sostenía su bebida.

Por el contrario, el mesero que los atendía guardaba todas las medidas sanitarias, usando careta y cubre boca de forma correcta.

La boda provocó el enojo de habitantes de Naucalpan, reaccionaron con molestia en las redes sociales.

El viernes por la noche, luego de que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunciaran que el Valle de México regresaba a semáforo rojo, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que si se respetaban las medidas sanitarias, la curva de contagios descendería el 3 de enero.

Vía Televisa News.