Actualizan en Naucalpan “Reglamento cojo” para el uso y control de estacionamientos en vía pública

NAUCALPAN.- Luego de las modificaciones, adiciones y nuevas disposiciones al Reglamento para el Uso y Control de Estacionamiento en la Vía Pública, en el Naucalpan de hoy, a saber de la observancia que más reformaron.

Lo anterior a efecto de conocer, que otras cosas modificaron y que no sea que el estatuto haya sido solo y exclusivamente, para facilitar la operación de los parquímetros y su concesión.

Anuncios

De ello, en las conocidas cuatro zonas específicamente comerciales en Satélite, “La Florida”, “El Mirador” y Tecamachalco, e igual, descubrir si fuese el caso, la propia normatividad en el asunto.

Aunado a la regulación no sólo los estacionamientos en la vía pública, sino además en centros comerciales, pensiones, cocheras y terrenos baldíos habilitados para tales fines.

En ese orden de ideas, los procesos de licitación a particulares en la administración tanto de los espacios públicos como privados; los requerimientos, los usos del suelo y las autorizaciones.

Asimismo, las medidas de protección civil, estudios de movilidad urbana e incluso, el presumible arrendamientos de lugares del propio gobierno de Olvera, y disponer de un nuevo negocio.

De hecho y sin quieren los servidores públicos, el uso de un estacionamiento público, ubicado en Av. México No. 225 (frente al Seven Eleven), en el fraccionamiento “El Mirador”, con un descuento del 50 por ciento y un pago mensual de 200 pesos, en un presunto convenio.

No obstante e ir más al detalle de la reglamentación en la materia, sobre todo en centros comerciales y oficinas públicas, el contar con los espacios necesarios para tales efectos.

Es hasta una aberración urbana por ejemplo, el que el palacio municipal no tenga un estacionamiento para sus habitantes, quienes tienen que acudir a realizar algún trámite o pago.

De igual manera, y peor aún, el que les impongan el uso de parquímetros, además para una doble medida recaudatoria, en el supuesto de que el vecino, asista a cubrir cierto gravamen.

Así también para los empleados, quienes han venido siendo sujetos del pago de infracciones y en otros casos, del retiro de placas de sus automóviles, por estacionarse en lugares prohibidos.

Un tema adicional, la recaudación en los centros comerciales como “La Cúspide”, Plaza Satélite, Plaza Toreo, y otras más pequeñas, y la obligación de las unidades económicas de disponer estacionamientos y sin cobro, a sus clientes-el cual debería y tiene que ser, gratuito.

A lo anterior y eso va también, en las oficinas públicas para sus gobernados, para que eviten de obstruir el acceso a casas-habitación como ocurre en el fraccionamiento “El Mirador, y La Florida”, y vislumbrar el asunto en los mercados municipales como el de la cabecera.

Por Mario Ruiz Hernández.