10 datos de las Torres de Satélite y su polémico creador

NAUCALPAN.- Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros describieron a Mathias Goeritz como «un impostor sin el más insignificante talento ni preparación para ser un artista».

Mathias Goeritz encontró un segundo hogar en México y fue en este país donde realizó sus obras más representativas, entre ellas las Torres de Satélite. Sin embargo, el alemán nunca pudo ganarse el respeto de sus colegas e incluso fue acusado de ser un impostor.

Anuncios

Goeritz nació en Danzig, Alemania, en 1915 y aunque al principio quería estudiar medicina, más tarde optó por matricularse en Filosofía e Historia del Arte. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, el artista se exilió en España, donde fundó la Academia de Artes de Altamira en 1948.

Goeritz fue precursor de la «arquitectura emocional» caracterizada por diseños simples. (Foto: Fundación Carlos Slim)

Un año después Goeritz se mudó a México, donde rápidamente comenzó a recibir encargos. A pesar de su talento para incorporar el modernismo en la arquitectura nacional, no todos veían con buenos ojos su trabajo. En una carta abierta, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros lo describieron como «un impostor sin el más insignificante talento ni preparación para ser un artista».

Los cuestionamientos en su contra no detuvieron al escultor. En 1957 dio inicio el proyecto para crear Ciudad Satélite, tarea encargada por el presidente Miguel Alemán al arquitecto Mario Pani. Pani reunió a un equipo ejemplar para llevar a cabo la misión, incluyendo a Goeritz.

El proyecto de las Torres, visualizado en un inicio como una plaza pública y después como una fuente de agua monumental, comenzó su construcción en 1957 y concluyó un año después.

A pesar de los comentarios en su contra, Goeritz siguió con su brillante trayectoria hasta su fallecimiento ocurrido un día como hoy, en 1990. Entre sus otras obras destacan el Museo Experimental el Eco, la escultura de la Estrella de David, así como las torres y los vitrales de la sinagoga Maguen David.

También impulsó y coordinó la Ruta de la Amistad, un proyecto escultórico con artistas de todo el mundo reunidos con motivo de los Juegos Olímpicos del 68.

Para conmemorar su vida y obra, en De10.mx te presentamos 10 datos de las Torres de Satélite y su polémico creador:

1.- Un trabajo en equipo

El proyecto de ciudad Satélite estaba a cargo de Mario Pani, quien a su vez encomendó a Luis Barragán (que después integraría a Goeritz a su equipo) diseñar una fuente que sirviera para marcar el acceso sur de Satélite.(Foto: El Universal)

2.- Medidas

La torre más alta tiene 52 metros de altura. En total, la superficie de las torres abarca 6 mil 900 metros cuadrados.(Foto: El Universal)

3.- Una plegaria monumental

Goeritz era muy espiritual y creía que el tríangulo era la forma perfecta. “Para mí, absurdo romántico dentro de un siglo sin fe, (las torres de Satélite) han sido y son un rezo plástico», declaró.(Foto: El Universal)

4.- Torres de San Gimignano

La estructura en Satélite originalmente tenía los colores blanco, amarillo y ocre por la inspiración original de sus creadores, las torres de San Gimignano, Italia. (Foto: Lucas Aless/Wikimedia Commons)

5.- Look olímpico

Con motivo de los Juegos Olímpicos del 68, fueron pintadas de color anaranjado para contrastar con el cielo azul, por iniciativa de Goeritz.(Foto: El Universal)

6.- Cambio con tintes comerciales

En 1989 las empresas Nervión y Bayer de México decidieron pintarlas de nueva cuenta, esta vez quedando dos torres blancas, una azul, una amarilla y una roja.(Foto: ProtoplasmaKid/Wikimedia Commons)

7.- Ilusión óptica

Tienen una textura con estrías en cada metro, ya que se usó una técnica similar a la empleada en la construcción de chimeneas industriales. Esto produce un efecto que alarga visualmente su altura.(Foto: Wikimedia Commons)

8.- Duros recortes

Inicialmente se contemplaban siete bloques y colocar láminas de agua tipo fuentes en la base, pero por recortes en el presupuesto no se concretó. Al final el proyectó costó 3 millones 500 mil pesos.(Foto: El Universal)

9.- Instrumento musical frustrado

Goeritz había planeado incluir una serie de flautas y silbatos en lo alto de las torres para que el viento produjera ciertos sonidos al pasar por ellas, pero la idea fue descartada. (Foto: El Universal)

10.- Una nueva vida

En 2008 fueron remozadas de nuevo retirando las capas de pintura anteriores y se instaló iluminación para darles otra vista. (Foto: El Universal)

Fuente de10.com.mx