Exigen justicia para Monse y su bebé, presuntamente asesinada por su pareja en Ecatepec

ECATEPEC.- Familiares de Montserrat Mejía Rangel, asesinada en 2021 con cuatro meses de embarazo en una vivienda de Ecatepec, pidieron un juicio imparcial en contra de Saúl “N”, presunto responsable de su feminicidio.

El llamado fue dirigido al Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, Ricardo Alfredo Sodi Cuellar, para que vigile el proceso judicial que enfrenta el acusado, entonces pareja sentimental de Montserrat y principal sospechoso de su muerte.

Señalaron que el juez Christian G. Barrera Parra, quien lleva el caso, ha priorizado los beneficios del imputado Saúl “N” y ha prolongado el inicio del juicio oral por más de medio año pese a que los indicios apuntan a su presunta participación.

“Ya 8 meses en que se sigue aplazando la justicia para Montse y su bebé, el juez justifica su actuar diciendo que el imputado tiene todo el derecho a ofertar pruebas sin importar que ya son 8 largos meses que no podemos pasar de la investigación complementaria dejando a un lado los derechos de nosotros sus padres como ofendidos, así como de la propia Montse y el bebé que no merecían morir así”, dijeron.

Los hechos ocurrieron el 17 de febrero de 2021, al interior de un inmueble ubicado en el Fraccionamiento Bosques de San Javier, en Ecatepec, luego de que presuntamente Saúl “N” golpeó a Montserrat en la cabeza contra el suelo.

Según las indagatorias, el hombre arrastró el cuerpo de “Montse” hasta otra habitación para posteriormente solicitar ayuda a dos de sus familiares, a quienes les dijo que la «había encontrado inconsciente».

Aunque la mujer fue trasladada a un hospital para recibir atención médica, tres días después falleció a causa de las lesiones que presentaba. Tras su muerte, Saúl “N” con apoyo de sus familiares, limpiaron el inmueble y trataron de borrar las evidencias del caso.

“(Queremos que) pongan un alto a la corrupción por la impunidad de la Fiscalía al dejar ir al responsable Saúl “N”, el cual le arrebató la vida a mi hija (embarazada con 5 meses de gestación) a la cuál se le aplicó la necropsia de ley y se acreditó como homicidio”.

Después de un año, y tras obtener una aprehensión autoridades lograron detener a Saúl “N”, actualmente preso en espera de una sentencia en el penal de Chiconautla.

“Fiscal General, Fiscal Regional, juzgador del Poder Judicial, todos del Estado de México: ALTO a la corrupción, les solicito se vigile el actuar de las autoridades para que la corrupción no dilate la impartición de Justicia a mi hija”, señalaron familiares.

FUENTE: https://www.hoyestado.com/