Descubre cómo tener un hogar más eficiente energéticamente

Aunque muchas personas no lo saben, la energía eléctrica es un recurso limitado en nuestro planeta, por lo que resulta indispensable utilizarla de manera eficiente. Cuidar su consumo no solo es inteligente para nuestra economía, sino también una gran forma de mantener el medio ambiente que nos rodea. Lamentablemente, son muy pocas las personas las que saben hacerlo de manera práctica y eficiente, motivo por el cual a continuación, se presentarán algunos consejos para descubrirlo:

Aislar la casa

Anuncios

Una de las mejores maneras de reducir el consumo eléctrico en el hogar, es realizar un buen aislamiento térmico. Esto no solo supone tener un hogar más eficiente energéticamente, sino también vivir con un mayor confort tanto en invierno como en verano. La mejor manera de llevar esto a cabo, es utilizar ventanas con tecnología aislante, persianas automáticas y burletes. Ten en cuenta que una habitación con estas características puede ahorrar hasta el 50% en gasto eléctrico.

Utilizar electrodomésticos de bajo consumo

Utilizar electrodomésticos ecológicos es, sin lugar a dudas, la mejor manera de ahorrar energía eléctrica. Si bien adquirirlos puede suponer una gran inversión, la reducción de consumo que producen retribuye el gasto en menos de un año. Además, es posible adquirir este tipo de artículos durante las rebajas del Buen Fin a precios que van desde el 40% de descuentos hasta el 70%.

Reemplazar la iluminación

Otra excelente alternativa para tener una casa más sustentable es sustituir las convencionales bombillas incandescentes por las lámparas con tecnología LED. Si bien las mismas son un poco más costosas, consumen un 90% menos de energía y tienen una duración ocho veces mayor. Por otra parte, aunque pueda parecer obvio, es indispensable que aprovechemos la luz del día y en la noche apaguemos las luces al salir de cada habitación.

Utilizar termostatos

Una de las principales razones que puede elevar el consumo eléctricos en nuestro hogar, es la calefacción. Para reducir su gasto, debemos utilizar termostatos y programadores que regulen la actividad del mismo, de manera que se apague cuando se alcance la temperatura ideal. Además, es recomendable utilizar estufas de pellets, que suponen un ahorro de entre el 30% y el 60% frente a otros sistemas de calefacción. Por otra parte, para aumentar la eficacia de estos aparatos es fundamental realizarles un mantenimiento periódico.

Instalar sensores

Para finalizar, una buena idea para reducir el consumo de energía eléctrica, es instalar (en lugares exteriores o en pasillos de la casa) luces automáticas que se accionen con sensores de movimiento. Otra alternativa que podemos emplear son los detectores solares y crepusculares que automatizan el encendido y el apagado de las luces para que permanezcan prendidas sólo cuando es necesario.

Compartir